El origen de la tapas

tapasLas tapas, que muy bien conocemos todos, son nuestro producto estrella, somos especialistas en ellas.

Esas pequeñas cantidades de comida que han acompañado tantos momentos geniales, nos atreveríamos a decir, que de todos nosotros y que se sirven para acompañar a la bebida son lo que conocemos por tapas. Y el por qué utilizamos este vocablo para hablar de este aperitivo tan arraigado a nuestra cultura, es casi un misterio no resuelto.

Existen muchas versiones y leyendas acerca de ello; la mas popular, quizá, la que habla de su origen como como consecuencia de una anécdota que tenía al Rey Alfonso XIII en su visita a Cádiz.
Cuenta esa leyenda que el Rey hizo una parada en el Ventorrillo del Chato. Una especie de venta que todavía hoy tiene sus puertas abiertas. El local se encuentra a mitad de camino entre Cádiz y San Fernando.

Alfonso XIII pidió que le sirvieran una copa de vino de Jerez. Y justo en el momento en el que la copa es servida, un remolino de viento entra en el local, amenazando con llenar de arena la copa del monarca. Para evitar la tragedia, entiéndase la ironía, uno de los camareros, muy atento y avispado, acudió en rescate del caldo servido al Rey y lo tapó rápidamente con una loncha de jamón.

Sorprendido, el Rey pregunta qué era aquello. A lo que el camarero le responde excusándose por el atrevimiento y explicándole que le ha puesto una tapa a su copa para que no entrara arena en ella.
Tras terminar la copa, Alfonso XIII pidió otra copa de Jerez, pero la quería con otra tapa igual.
Los presentes, se debatían entre la sorpresa, el desconcierto y la risa… Finalmente, todos acabaron pidiendo lo mismo que el Rey: una copa de vino con una tapa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *