Trucos para decorar un postre con helado

postre helado

Estamos ya, casi, en verano. Y aunque el helado es un postre que podemos disfrutar a lo largo de todo el año, en esta época de altas temperaturas, apetece más que nunca poner como broche de oro a nuestros menús un delicioso helado.

Rechazar un helado es casi imposible, pero lo que sí es posible es hacerlo más apetecible. ¿Cómo? Recurriendo a la manera de presentarlo, de decorarlo.
Si estás organizando un brunch, un almuerzo o una cena en casa y tienes en mente cerrar el menú con un postre que incluye helado, te recomendamos que cuides la presentación del plato añadiendo una decoración especial. Tus invitados lo merecen. Y tú, te convertirás así en el perfecto anfitrión.

El por eso que queremos compartir con vosotros estos tips, trucos o consejos que nosotros mismos ponemos en práctica en alguna ocasión:

Servir en copa

Ya sabes que la comida primero nos entra por la vista. Si la experiencia es buena, entonces precede todo lo demás.
Si quieres sorprender con tu postre helado, preséntalo en copas. Con ello logras dar un aspecto más cuidado y sofisticado a tu postre. Y si además añades algún tipo de mermelada, salsa o sirope, lo harás aún más atractivo.

Añade frutas

Las frutas crean un contraste fantástico con el helado. Además, esta ideal combinación nos permite consumir un alimento tan saludable y necesario como es la fruta, en un ambiente realmente exquisito, por lo que disfrutaremos aún más de ella.

Chocolate

Helado más chocolate es siempre una buena combinación.
Puedes agregarle quizá algunos palitos de chocolate, unas galletas o decorar de manera exquisita y delicada recurriendo a algún tipo de bombón de chocolate.

Galletas o bizcocho

Combinar el helado con algún tipo de galleta o bizcocho, además de darle consistencia y convertirlo en un postre genuino, lo hará más irresistible también a nivel visual.

 

Busca tu fórmula, la que se ajusta a ti, a tus invitados, al momento y las circunstancias… Mezcla, combina, experimenta. Porque, al final, la cocina se trata de eso, de mezclar, de combinar, de jugar, de inventar… Y, sobre todo, de disfrutar. Disfrutar durante la elaboración y también después.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *