¡Tapas, tapas y más tapas!

Las tapas se han convertido en un fenómeno culinario dentro y fuera de España. En su esencia no supone más que un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida (alcohólica o no).

Pero las tapas se han convertido en mucho más, en parte fundamental de la identidad española y el “ir de tapeo” en una posibilidad de compartir momentos inolvidables con amigos y familiares que a veces puede durar horas e incluso toda la tarde o noche. Una buena tapa no conoce horario ni temporada, agrada a todo el mundo al mismo tiempo que no engorda a nadie, su origen se remonta a la Edad Media y ni siquiera le hace falta cubierto, con un palillo es suficiente.
Aquí haremos un listado de las tapas más populares de España:

  • Tortilla de patatas o tortilla española: Un pinchito de tortilla de patatas, con un poco de pan con tomate o sin, nunca puede falta en una mesa de tapeo.
  • Pulpo a la gallega: Unas rodajitas de pulpito con aceite de oliva virgen extra y pimentón rojo. Debajo unas rodajas de patata cocida y encima un poco de sal gruesa. ¡Ideal para compartir!
  • Patatas bravas: ¡El clásico! Con salsa brava o con alioli. Perfecto para acompañar una cerveza bien fría y charlar con los amigos.
  • Croquetas de jamón: El mundo de las croquetas es complejo. Existen diferentes variedades y estilos de preparación, con bacalao, con queso, con marisco, con pollo, crujientes, suaves, etc. Sin embargo, las más populares siguen siendo, las de jamón. Muy ricas si se acompañan con un vino tinto crianza.
  • Ensaladilla rusa: Desde 1858 forma parte de la cocina española y no piensa en dejarla. Sigue siendo una de las tapas más populares de España, en todas sus variantes, con olivas, con atún, pimiento rojos con simplemente con verduras variadas y mayonesa.
  • Chocos: Tiras de sepia, rebozado. Crujiente por afuera por la harina de sémola de trigo duro pero tierno por adentro. Con un poco de limón y a picar.
  • Pescaditos fritos: Pequeños pescaditos (respetando el tamaño estándar) rebozados con un poco de sal y limón. Literalmente para chuparse los dedos.
  • Gambas al ajillo: Pelados, fritos en un buen aceite de oliva virgen con trozos de ajo. Listos para picotear. Muchas personas la consideran la tapa más rica que existe en la tierra. Perfecto con una copa de vino blanco.
  • Calamares a la Romana: Anillos de calamar rebozados en harina y fritos hasta que queden doraditos. Inolvidable experiencia cada vez que se piden. No olviden el limón.

En Entre Tapes le ofrecemos nuestra especial forma de concebir el mundo de la restauración, nos lleva a poner un énfasis especial no solo en buscar la satisfacción de nuestros comensales, sino en ofrecerles una variada carta que de forma equilibrada aúne los productos y los sabores tradicionales, con las presentaciones y elaboraciones propias de la cocina más actual.
Abrimos para desayunos, comidas y cenas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *