El cacao: De la leyenda maya, a la sensación que transformó el mundo.

El cacao, de donde proviene el chocolate, un alimento delicioso que se ha implantado en el paladar de todas las edades. Un ingrediente mítico, lleno de historia y tradición, hoy en España y en el mundo es reconocido y consumido, para quien busca un momento dulce y disfrutar de todas sus propiedades saludables.

Conozcamos un poco de historia acerca del cacao.

Theobroma cacao es el nombre científico que recibe el árbol del cacao o cacaotero, planta de la familia Malvácea. Theobroma significa en griego “alimento de los dioses” y la palabra en si, “cacao deriva del idioma nahua “cacáhua”. El término “cacao” surge del maya “Kaj” que significa amargo y “Kab” que significa jugo. Al pasar por el tiempo también pasó por varias transformaciones fonéticas, que dieron paso a la palabra “cacaoatl” que luego pasó con la conquista a “cacao”. En el México prehispánico se utilizaba el cacao como moneda de cambio en los trueques comerciales entre los nativos siendo la misma palabra empleada, sinónimo del verbo “vender”.

La leyenda maya cuenta que el dios Kukulkán les dio el cacao después de la creación de la humanidad y lo celebraban en un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, un evento que incluía sacrificios de animales con marcas pintadas de chocolate y ofrendas de cacao, plumas, incienso e intercambios de regalos. Los aztecas adaptaron la misma leyenda contándola que el dios Quetzalcóatl (representado por los mortales como la serpiente emplumada) bajó de los cielos para transmitir sabiduría a los hombres y les trajo un regalo: la planta del cacao. Al parecer, los otros dioses no le perdonaron que diera a conocer un alimento divino y se vengaron desterrándolo. Otra versión cuenta que Quetzalcóatl era un dios bondadoso que estaba enfrentado a Tezcatlipoca, el dios cruel. Tezcatlipoca ganó y lo condenó al destierro. Sea como sea la historia, lo cierto es que antes de marcharse prometió volver por donde sale el sol en el año “Ce-Acatl” que según el calendario azteca conicide con la llegada de Hernán Cortés.

Hoy en día el cacao sigue causando sensación por sus propiedades benéficas para la salud. De acuerdo al profesor Norman Hollenberg de la Escuela de Medicina de Harvard que realizó un estudio al respecto del consumo de cacao, este puede reducir el riesgo de las cuatro enfermedades más comunes de los países occidentales (derrame cerebral, ataque cardíaco, cáncer y diabetes) a menos del 10%. Cierto es que la comarca indígena autónoma Guna Yala, apenas tiene muertes registradas por estas enfermedades y es debido a que consumen a lo largo de toda su vida mucho cacao. Además las semillas y las hojas se usan para tratar asma, debilidad, diarrea, fracturas, hijillo, inapetencia, malaria, parasitismo, pulmonía, tos, cólico y envenenamiento.

El cacao contiene además muchas sustancias importantes (se estima unas 300) que estimulan y activan el cerebro de forma natural. Productos a base de cacao que contienen azúcar pueden intensificar más el efecto estimulante a través del mayor aumento del nivel de serotonina y dopamina.

El chocolate, derivado del cacao, fue adoptado en Europa primero en España. Tomar chocolate, como bebida era considerado un lujo y por mucho tiempo y secreto de estado. Hoy en día podemos encontrarlo en muchas presentaciones y así poder disfrutar de sus propiedades y su delicioso sabor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *