Comer entre amigos o familia, te hace más feliz.

comer entre amigos

La vida diaria puede ser una locura, lo que significa que hacer las comidas sobre la marcha es una norma para muchos. Sin embargo, disfrutar una comida con amigos o familia, puede traer grandes beneficios personales para mejorar la salud y el estado de ánimo, así como el bienestar de las personas que te rodean.

La conexión social, ya sea pasar el rato después del trabajo o sentarse a la mesa con amigos y familiares para una cena o comida, ha demostrado que aumenta la felicidad y ayuda a aliviar la depresión. El simple acto de reunirse y charlar, ayuda a establecer conexiones, que se ha encontrado que son cruciales para mantener la felicidad y un sentido de pertenencia.

Disfrutar comer con los amigos o familia, logra el objetivo de la interacción cara a cara y también puede conducir a opciones de alimentación más saludables. Siempre y cuando no caigamos en la trampa social de los excesos.

Para retomar tus reuniones con amigos o familia, lo primero que te recomendamos es: poner una fecha. Los compromisos son mucho más difíciles de romper cuando están programados por adelantado. Trabaja con el grupo para establecer un tiempo de reunión que funcione para la mayoría. Trata de que sea un evento que se presente frecuentemente. Por ejemplo, cada martes por la noche. Lo segundo: Haz una reserva. Salir para una comida con amigos o familiares te permite cosechar todos los beneficios de una comida comunal, sin estrés, ni necesidad de limpiar después de comer.

comer entre amigos

Las ventajas de comer en familia, sobre todo con niños.

En el caso de comer en familia, muchas veces inclusive al final del día coordinar una cena puede resultar imposible. Sin embargo, se ha demostrado que comer en familia puede tener importantes beneficios para sus niños y adolescentes.

  • Un estudio encontró que los niños que comían comidas familiares en lugar de comidas rápidas, comían más frutas, verduras y bebían menos refrescos.

 

  • Las conversaciones durante la comida brindan oportunidades a la familia para unirse, planear, conectarse y aprender unos de otros. Es una oportunidad para compartir información y noticias del día, así como dar atención extra a sus hijos y adolescentes. Las comidas familiares fomentan la calidez, la seguridad y el amor, así como los sentimientos de pertenencia. Puede ser una experiencia unificadora para todos.

 

  • La hora de comer en familia es la oportunidad perfecta para mostrar maneras apropiadas de etiqueta y educación en la mesa, así como desarrollo de habilidades sociales. Mantenga el estado de ánimo ligero, relajado y amoroso. Trate de no instruir o criticar, guíe con el ejemplo.

 

  • Anime a sus hijos a probar nuevos alimentos, sin forzar, coaccionar o sobornar. Intentar un nuevo alimento es como comenzar un nuevo pasatiempo. Expande los conocimientos, la experiencia y la habilidad de su hijo.

 

Es importante dar tiempo a las personas que nos importan, buscando crear espacios de comunicación, compañía y cariño. La vida es corta y el tiempo no vuelve.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *