Espárragos, la verdura culinaria por excelencia.

espárragosDe todas las verduras que se encuentran habitualmente en la mesa de los comensales, hay una que siempre destaca, el esparrago. Es una de las verduras preferidas desde la antigüedad. Incluso la palabra esparrago deriva del griego antiguo aspharagos y se originó en el persa asparag que significa simplemente “brote”.

Ha sido usado desde tiempos muy antiguos como verdura culinaria, debido a su delicado sabor y a sus propiedades diuréticas. Hay una receta para cocinar espárragos en el libro de recetas más antiguo que se conserva, “De re coquinaria”, escrito en el siglo III.

En España, el espárrago se utilizaba sobre todo el espárrago silvestre (espárrago triguero) como seto para delimitar las parcelas aprovechando sus hojas en forma de pinchos.

Rico en vitaminas y minerales, el esparrago cuenta con un valor nutricional equilibrado y destaca por sus beneficios para la salud.

A continuación te presentamos el valor nutricional de los espárragos:

Valor nutricional por cada 100 g
Energía 20 kcal 85 kJ
Carbohidratos 3.88 g
Grasas 0.12 g
Proteínas 2.2 g
Retinol (vit. A) 38 μg (4%)
Tiamina (vit. B1) 0.143 mg (11%)
Riboflavina (vit. B2) 0.141 mg (9%)
Niacina (vit. B3) 0.978 mg (7%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.274 mg (5%)
Vitamina B6 0.091 mg (7%)
Vitamina C 5.6 mg (9%)
Vitamina E 1.1 mg (7%)
Vitamina K 41.6 μg (40%)
Calcio 24 mg (2%)
Hierro 2.14 mg (17%)
Magnesio 14 mg (4%)
Manganeso 0.158 mg (8%)
Fósforo 52 mg (7%)
Potasio 202 mg (4%)
Sodio 2 mg (0%)
Zinc 0.54 mg (5%)

espárragos 2

¿Cómo preparar los espárragos?

Dentro de la Gastronomía, el esparrago es utilizado de formas diferentes. En su forma más simple, los brotes se cuecen en agua o al vapor hasta que están tiernos y se sirven con una salsa ligera (como la holandesa o la mahonesa) o con mantequilla derretida o con unas gotas de aceite de oliva y queso parmesano rallado.

Una manera de prepararlos es atar los brotes en haces y prepararlos de pie, de forma que la parte inferior de los tallos se hierve, mientras que las más tiernas yemas se hacen al vapor. Las ollas altas y cilíndricas para cocinar espárragos tienen bases perforadas y salientes para sujetarlos, de forma que este proceso sea lo más simple posible. En algunas ocasiones se comercializan como espárragos en conserva inundados en un líquido de cobertura.

A diferencia de la mayoría de las verduras, en las que las más pequeñas y delgadas son más tiernas, los tallos gruesos de espárragos tienen mayor volumen tierno en proporción a su piel. Cuando los espárragos llevan demasiado tiempo en el mercado, los extremos cortados se habrán secado y vuelto ligeramente cóncavos.

Los mejores espárragos son los que se recogen y limpian mientras se pone el agua a hervir. Los cocineros meticulosos raspan los tallos de espárrago con un pelador de verduras, evitando las yemas, y los enfrían en agua helada antes de hervirlos; a menudo la piel se incorpora al agua de cocción y se retira cuando los espárragos están hechos, supuestamente para evitar diluir el sabor.

Los espárragos pequeños o las yemas de los grandes sirven para cocinar sopa de espárragos. También suelen servir espárragos revueltos con pollo, gambas o ternera. El espárrago es una de las pocas comidas que se considera aceptable comer con las manos en un ambiente formal.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *