Entradas

ensalada perfecta 3

¿Cómo preparar la ensalada perfecta?

ensalada perfecta 3

 

Realmente no es difícil hacer una ensalada. Pero sólo porque es fácil no significa que no puedas hacer creaciones deliciosas y divertidas. Estamos en una época de mucho calor, donde apetece comer fresquito y la ensalada es algo que comúnmente nos viene a la mente. Pero después de algunos días, la típica ensalada puede resultar aburrida.

Como el calor no tiene vistas de desaparecer por unos días, ya no es suficiente preparar solo una ensalada decente. Queremos que este verano, hagas las mejores ensaladas de tu vida. Es por ello que se nos ocurrió compartirte esta fórmula para componer ensaladas perfectas. Aprendiéndote estos fundamentos, puedes crear combinaciones sin fin.

Esto es lo que necesita cada ensalada:

  • Verduras
  • Aderezo
  • Crujientes
  • Ingredientes opcionales:
  • Hierbas, frutas, granos, etc.
  • Proteína Opcional

Las verduras para crear una ensalada perfecta.

Elige cuando menos uno o tantos como te apetezca:

Verdes: Las verduras crudas son lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan la palabra “ensalada”. Y con razón: la mayoría de las verduras se comen mejor frescas. Elije hojas tiernas de lechuga y verduras, como espinacas, o brotes finos para ensaladas más delicadas, como la rúcula.  También puedes optar por verduras resistentes, como la col rizada.

Crudas: La lechuga y verduras verdes no son las únicas que pueden ir crudas. Usa un pelador de verduras para hacer verduras fibrosas más sabrosas, como los espárragos. Para las verduras generalmente cocidas, como la remolacha, calabacín y calabaza, hay que cortarlas en rebanaditas muy finas o rallarlas para hacerlas fácil de digerir.

A la sartén: Asar a la parrilla verduras como: calabaza, berenjena, zanahoria, añade la sensación de ser un plato más contundente. Todas las verduras (e inclusive algunas frutas) pueden ir a la parrilla, así que es una buena alternativa para experimentar nuevos sabores.

Asadas: Si quieres ahorrarte las calorías del aceite en la sartén, las verduras asadas son una gran opción.

Encurtidos: Las verduras en escabeche agregan una nota sabrosa, fermentada y un subidón de  sabor. Combínalos con verduras crudas o verdes para matizar sus efectos, dado a que pueden resultar demasiado intensas para hacer de estas una ensalada entera.

 

El aderezo

Sin un aderezo, su ensalada es sólo un tazón triste de verduras. Elige uno:

Vinagreta: Una vinagreta clásica se hace con grasa y ácido. Tradicionalmente, aceite de oliva y vinagre o jugo de limón. Pero se pueden hacer múltiples combinaciones para vinagretas. Experimenta con una variedad de vinagres y jugos cítricos. Pimientas, hierbas de olor, menta, mostaza, etc.

Aderezos cremosos: Pueden ser a base de leche o huevo, como el aderezo césar. Son ideales para ensaladas con verduras a la parrilla o asadas.

El elemento crujiente.

Tener un elemento crujiente en la ensalada, hace que resulte una experiencia más satisfactoria.

Semillas: semillas de calabaza, semillas de sésamo, semillas de lino, semillas de girasol y semillas de cáñamo.

Frutos secos: cacachuetes, nueces, almendras, pistachos, piñones, etc.

Croutons: Los más deliciosos: los caseros. Utiliza cualquier pan viejo que tengas a mano.

Ingredientes opcionales.

Fruta: Elije frutas que sean complementarias en sabor al resto de los ingredientes. Sí, el aguacate cuenta.

Proteína: Pollo frito rebozado, cordero crujiente, huevo duro, básicamente cualquier queso… Un poco de proteína hace de una ensalada un plato más completo. Pero deja que las verduras sean la estrella.

Granos y carbohidratos: La forma más fácil de agrandar una ensalada es con una pequeña adición de granos cocidos, como la quinua, el bulgur, el cuscús, la cebada, arroz. Ten en cuenta que los granos absorberán más aderezo que las verduras, por lo que hay que ajustar en consecuencia.

si no te apetece cocinar, te esperamos en Sibart´s donde tendemos una Ensalada de Quinoa con germinados y fruta, que seguro te gustará.

aceite de oliva

Todo acerca del aceite de oliva.

aceite de oliva

El aceite de oliva es aquel que es obtenido a partir de la fruta de los olivos. Las personas durante muchos miles de años han estado consumiéndolo y ahora es más popular que nunca, gracias a sus muchos beneficios comprobados para la salud y su utilidad culinaria.

¿Cómo se obtiene el aceite de oliva?

Después de que las aceitunas son recogidas y lavadas estas se aplastan, el método tradicional es hacerlo con dos grandes piedras, pero ahora comúnmente son aplastadas con hojas de acero.

La pasta resultante se agita para liberar las gotas de aceite en un proceso llamado maceración, antes de ser hilado en una centrífuga para extraer el aceite y el agua. Después el agua se retira y el resultante es el aceite de oliva.

Existen 3 tipos de aceite de oliva: refinado, sin refinar y el aceite de oliva virgen extra.

Aceite de oliva refinado.

Solo alrededor de 30% de toda la producción de aceite de oliva termina en la extracción del aceite de las aceitunas. Refinar el aceite implica utilizar solventes y calor para neutralizar los sabores del aceite. Esto permite a los productores utilizar aceitunas que no se encuentran en las mejores condiciones y mezclarse con aceites de una amplia variedad de fuentes. Cuando ves en el supermercado “Aceite de oliva puro” o simplemente “aceite de oliva”, estos son aceites refinados.

Aceites de oliva sin refinar.

Los aceites de oliva no refinados no sufren refinación química. En los aceites de oliva no refinados, como en los aceites de oliva “virgen extra” y “virgen”, el proceso no va más allá de la extracción y el embotellado. Los productores de aceites de oliva no refinados necesitan aceitunas que esté en buenas condiciones y manejar cuidadosamente varios factores, ya que el aceite no será tratado para esconder químicamente malos sabores que resultarían de aceitunas oxidadas o de alguna otra contaminación.

Aceite de oliva virgen extra.

Este es un aceite de oliva sin refinar que exhibe sabores afrutados agradables, no tiene ningún “defecto” en el gusto y resuelve ciertos puntos de referencia en su composición química, por lo que se le da la denominación de “virgen extra”. En los aceites de la aceituna virgen extra, los gustos de la fruta están intactos y su calidad refleja el gran cuidado a lo largo de todo el proceso de producción. Aceites de oliva virgen extra tienen mayores cantidades de nutrientes y por lo tanto proporcionan mayores beneficios para la salud.

aceite de oliva aceitunas

Beneficios para la salud del aceite de oliva.

El aceite de oliva es una grasa mono insaturada y la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. La mayoría de las personas eligen el aceite de oliva debido a sus muchos beneficios probados para la salud humana. Los aceites de oliva virgen extra ofrecen aún más: un mundo de sabores frutados-amargos que los chefs están capturando para elevar los platos a un nivel que nunca pensaron posible.

Las enfermedades del corazón, la diabetes, el Alzheimer y los cánceres se encuentran entre las enfermedades de larga lista que se pueden evitar y las condiciones que pueden mejorarse con una dieta que incluye el aceite de oliva. Reemplazar otras grasas como la mantequilla con al menos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra todos los días, comer muchas verduras y salir a caminar, puede mejorar de gran manera la salud integral.

¡Tapas, tapas y más tapas!

Las tapas se han convertido en un fenómeno culinario dentro y fuera de España. En su esencia no supone más que un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida (alcohólica o no).

Pero las tapas se han convertido en mucho más, en parte fundamental de la identidad española y el “ir de tapeo” en una posibilidad de compartir momentos inolvidables con amigos y familiares que a veces puede durar horas e incluso toda la tarde o noche. Una buena tapa no conoce horario ni temporada, agrada a todo el mundo al mismo tiempo que no engorda a nadie, su origen se remonta a la Edad Media y ni siquiera le hace falta cubierto, con un palillo es suficiente.
Aquí haremos un listado de las tapas más populares de España:

  • Tortilla de patatas o tortilla española: Un pinchito de tortilla de patatas, con un poco de pan con tomate o sin, nunca puede falta en una mesa de tapeo.
  • Pulpo a la gallega: Unas rodajitas de pulpito con aceite de oliva virgen extra y pimentón rojo. Debajo unas rodajas de patata cocida y encima un poco de sal gruesa. ¡Ideal para compartir!
  • Patatas bravas: ¡El clásico! Con salsa brava o con alioli. Perfecto para acompañar una cerveza bien fría y charlar con los amigos.
  • Croquetas de jamón: El mundo de las croquetas es complejo. Existen diferentes variedades y estilos de preparación, con bacalao, con queso, con marisco, con pollo, crujientes, suaves, etc. Sin embargo, las más populares siguen siendo, las de jamón. Muy ricas si se acompañan con un vino tinto crianza.
  • Ensaladilla rusa: Desde 1858 forma parte de la cocina española y no piensa en dejarla. Sigue siendo una de las tapas más populares de España, en todas sus variantes, con olivas, con atún, pimiento rojos con simplemente con verduras variadas y mayonesa.
  • Chocos: Tiras de sepia, rebozado. Crujiente por afuera por la harina de sémola de trigo duro pero tierno por adentro. Con un poco de limón y a picar.
  • Pescaditos fritos: Pequeños pescaditos (respetando el tamaño estándar) rebozados con un poco de sal y limón. Literalmente para chuparse los dedos.
  • Gambas al ajillo: Pelados, fritos en un buen aceite de oliva virgen con trozos de ajo. Listos para picotear. Muchas personas la consideran la tapa más rica que existe en la tierra. Perfecto con una copa de vino blanco.
  • Calamares a la Romana: Anillos de calamar rebozados en harina y fritos hasta que queden doraditos. Inolvidable experiencia cada vez que se piden. No olviden el limón.

En Entre Tapes le ofrecemos nuestra especial forma de concebir el mundo de la restauración, nos lleva a poner un énfasis especial no solo en buscar la satisfacción de nuestros comensales, sino en ofrecerles una variada carta que de forma equilibrada aúne los productos y los sabores tradicionales, con las presentaciones y elaboraciones propias de la cocina más actual.
Abrimos para desayunos, comidas y cenas.

aceitunas

La aceituna. Origen y variedades.

La aceituna u oliva es el fruto del árbol olivo y tiene su origen en Grecia y Asia Menor, donde todavía pueden encontrarse bosques de olivos silvestres. Las aceitunas se consumen tanto molidas, como aceite o en fresco pasando primero por un proceso de maceración que elimina el sabor amargo. En España son muy populares las aceitunas aliñadas o servidas con anchoas como aperitivo.

España es el primer productor a nivel mundial con casi 8 millones de toneladas anuales y cuenta con una gran variedad de olivas, algunas de estas variedades son las más apreciadas en otros países.

aceitunas

Las diferentes variedades de olivas son:

  • Aloreña: Del centro de la provincia de Málaga. Es una aceituna muy redondeada, Pertenecen a la D.O. Aloreña, siendo la primera variedad de aceituna con Denominación de Origen.
  • Arbequina: De Cataluña y Aragón con aceite afrutado con toques de manzana y almendra, sabor dulzón.
  • Blanqueta: Del norte de Alicante con aceite afrutado de aceituna verde e intensidades ligeras, amargo y picante, fresco y ligeramente dulce.
  • Cordobesa: Con un periodo de curación que suele durar un año y de consistencia dura, salada, aspecto marrón oscuro, sabor predominante a ajo macerado.
  • Cornicabra: De Toledo, aceite con sabor a frutas maduras, verde, aromático, fresco, ligeramente amargo.
  • Cuquillo: Con un aceite afrutado con sensaciones de manzana y toque almendrado, aromático y dulce.
  • Empeltre: Con un aceite afrutado, sabor a frutas maduras, muy aromático y muy dulce.
  • Gordal: De Sevilla. Es una aceituna de mesa, muy apreciada por su gran tamaño y sabor. El peso medio de la oliva es de 12 g y su rendimiento graso de un 22 %.
  • Hojiblanca: Con un aceite afrutado de manzana, plátano, verde hierba, aromático y dulce.
  • Lechín: Con un aceite dulce y sabor a manzana suave y con un aroma a hierba recién cortada.
  • Manzanilla cacereña: Aceite denso, con color amarillo o brillante y sabor no amargo, a veces con algo de picante.
  • Manzanilla sevillana: Variedad muy apreciada que se cultiva principalmente en la provincia de Sevilla.
  • Obregón: Aliñada con hierbas, tiene un sabor fuerte y amargo. Son aceitunas de gran tamaño y con un hueso considerable.
  • Picual: Aceite con olor y sabor afrutado de aceituna, verde hierba, amargo. Es la menos vecera de todas las variedades plantadas en España, su índice de grasas totales es el más alto.
  • Picudo: De Córdoba, con aceite afrutado con regusto de almendra, sabor fresco, con toque a manzana y dulce fragancia.
  • Serrana de Espadán: Aceite con sabor ligero, afrutado y fino que recuerda a las aceitunas verdes recién cogidas y a las manzanas, con aroma a trufas maduras, higos y almendras.
  • Verdeja: Aceite muy afrutado y aromático, rotundo en su olor a hoja, en el que se entremezclan sabores a hierba, avellana o plátano, a veces con sabor picante en la boca.
  • Verdial: Reciben este nombre por permanecer de color verde después de madurar. Existen diferentes variedades y de ella se obtienen aceites de sabor dulce y gran calidad. Su aroma recuerda a la aceituna fresca, aromático, paladar natural con amargor y picor equilibrados. La presentación de verdeo son aceitunas aliñadas con ajo y hierbas aromáticas rajadas.

Recuerda disfrutarlas con buena compañía y ya sea con un vinito o cerveza, os esperamos para que pruebes nuestra variedad de olvidas y de tapas en Entre Tapes, en nuestras diferentes localizaciones.