Entradas

tenedores y costumbres

Tenedores y costumbres. La historia de este cubierto cotidiano.

tenedores y costumbresLa humanidad comió con la mano durante miles de años, pero tras el paso del tiempo y el desarrollo de la civilización, hallazgos arqueológicos han descubierto utensilios puntiagudos hechos de una gran variedad de materiales diferentes. Desde los primeros hechos de huesos, hasta los más evolucionados en acero.

La historia del tenedor.

Las primeras huellas del tenedor se remontan a la época romana, pero no fue hasta la Alta Edad Media, muy probablemente en los tribunales de Bisanzio, que el tenedor fue utilizado de forma regular.

Uno de los primeros avistamientos del uso del tenedor personal en la mesa, nos fue trasmitido en los escritos de San Pier Damiani (1007-1072). En estos narra que una princesa bizantina que llegó a Venecia a casarse con un magistrado y utilizaba un tenedor de dos puntas en lugar de tocar la comida con las manos.

No fue hasta alrededor de 1500 que el tenedor se estableció como un símbolo de buenos modales.

El tenedor se extendió lentamente de los tribunales italianos por toda Europa, primero a Francia, gracias a Catalina de Medici y luego a los tribunales del norte de Europa. El uso generalizado del tenedor se implementó hasta la segunda mitad del siglo XVIII.

Hoy en día, el tenedor se encuentra en las mesas de millones de personas y representa uno de los inventos más utilizados de toda la historia.

tenedores y costumbres diferentes tipos de tenedores

Tipos de tenedores.

Existen diferentes tipos de tenedores, cada uno estudiado y diseñado para diferentes tipos de alimentos.

Aquí te mencionamos 5 de los más populares:

Tenedor de mesa.

Son los que utilizamos todos los días para nuestros platos principales. Se pueden utilizar para pasta, arroces, carne o verduras. Están diseñador para el uso en una amplia variedad de platillos.

Tendedor de fruta.

Son más pequeñas que los tenedores de mesa y están diseñados junto con el cuchillo y la cuchara de frutas, para utilizarlos con platos de frutas y aperitivos.

Tenedor de postre.

Son más pequeños de los tenedores de mesa e incluso que el tenedor de fruta. Este tenedor tiene 3 dientes y se utiliza para el postre o dulces.

Tenedor de pescado.

Como su nombre lo dice, está diseñado para platos a base de pescado. Junto con el cuchillo de pescado, este conjunto simplifica la limpieza del pescado y hace más fácil su consumo.

Tendedor de jamón.

Es un tenedor con los dientes diseñados para recoger las finas rodajas de jamón.

Tenedor de ensalada.

Su forma alargada permite mezclar ensaladas o verduras, así como hacer fácil la labor de servir.

Tenedor de servicio.

Es una herramienta diseñada para servir. Comúnmente se acompaña de una cuchara de servicio. Este tenedor tiene un tamaño mayor que el de mesa común y se utiliza para servir diferentes platos y acompañamientos.

Tenedor asador.

Es el tenedor más grande. Su diseño permite picar la carne y facilita el girarla durante la cocción.

ensalada perfecta 3

¿Cómo preparar la ensalada perfecta?

ensalada perfecta 3

 

Realmente no es difícil hacer una ensalada. Pero sólo porque es fácil no significa que no puedas hacer creaciones deliciosas y divertidas. Estamos en una época de mucho calor, donde apetece comer fresquito y la ensalada es algo que comúnmente nos viene a la mente. Pero después de algunos días, la típica ensalada puede resultar aburrida.

Como el calor no tiene vistas de desaparecer por unos días, ya no es suficiente preparar solo una ensalada decente. Queremos que este verano, hagas las mejores ensaladas de tu vida. Es por ello que se nos ocurrió compartirte esta fórmula para componer ensaladas perfectas. Aprendiéndote estos fundamentos, puedes crear combinaciones sin fin.

Esto es lo que necesita cada ensalada:

  • Verduras
  • Aderezo
  • Crujientes
  • Ingredientes opcionales:
  • Hierbas, frutas, granos, etc.
  • Proteína Opcional

Las verduras para crear una ensalada perfecta.

Elige cuando menos uno o tantos como te apetezca:

Verdes: Las verduras crudas son lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan la palabra “ensalada”. Y con razón: la mayoría de las verduras se comen mejor frescas. Elije hojas tiernas de lechuga y verduras, como espinacas, o brotes finos para ensaladas más delicadas, como la rúcula.  También puedes optar por verduras resistentes, como la col rizada.

Crudas: La lechuga y verduras verdes no son las únicas que pueden ir crudas. Usa un pelador de verduras para hacer verduras fibrosas más sabrosas, como los espárragos. Para las verduras generalmente cocidas, como la remolacha, calabacín y calabaza, hay que cortarlas en rebanaditas muy finas o rallarlas para hacerlas fácil de digerir.

A la sartén: Asar a la parrilla verduras como: calabaza, berenjena, zanahoria, añade la sensación de ser un plato más contundente. Todas las verduras (e inclusive algunas frutas) pueden ir a la parrilla, así que es una buena alternativa para experimentar nuevos sabores.

Asadas: Si quieres ahorrarte las calorías del aceite en la sartén, las verduras asadas son una gran opción.

Encurtidos: Las verduras en escabeche agregan una nota sabrosa, fermentada y un subidón de  sabor. Combínalos con verduras crudas o verdes para matizar sus efectos, dado a que pueden resultar demasiado intensas para hacer de estas una ensalada entera.

 

El aderezo

Sin un aderezo, su ensalada es sólo un tazón triste de verduras. Elige uno:

Vinagreta: Una vinagreta clásica se hace con grasa y ácido. Tradicionalmente, aceite de oliva y vinagre o jugo de limón. Pero se pueden hacer múltiples combinaciones para vinagretas. Experimenta con una variedad de vinagres y jugos cítricos. Pimientas, hierbas de olor, menta, mostaza, etc.

Aderezos cremosos: Pueden ser a base de leche o huevo, como el aderezo césar. Son ideales para ensaladas con verduras a la parrilla o asadas.

El elemento crujiente.

Tener un elemento crujiente en la ensalada, hace que resulte una experiencia más satisfactoria.

Semillas: semillas de calabaza, semillas de sésamo, semillas de lino, semillas de girasol y semillas de cáñamo.

Frutos secos: cacachuetes, nueces, almendras, pistachos, piñones, etc.

Croutons: Los más deliciosos: los caseros. Utiliza cualquier pan viejo que tengas a mano.

Ingredientes opcionales.

Fruta: Elije frutas que sean complementarias en sabor al resto de los ingredientes. Sí, el aguacate cuenta.

Proteína: Pollo frito rebozado, cordero crujiente, huevo duro, básicamente cualquier queso… Un poco de proteína hace de una ensalada un plato más completo. Pero deja que las verduras sean la estrella.

Granos y carbohidratos: La forma más fácil de agrandar una ensalada es con una pequeña adición de granos cocidos, como la quinua, el bulgur, el cuscús, la cebada, arroz. Ten en cuenta que los granos absorberán más aderezo que las verduras, por lo que hay que ajustar en consecuencia.

si no te apetece cocinar, te esperamos en Sibart´s donde tendemos una Ensalada de Quinoa con germinados y fruta, que seguro te gustará.

aguacate

El aguacate una fruta muy especial.

 

aguacate-partido

El aguacate es una fruta que contiene alto contenido de grasas saludables.

Numerosos estudios a lo largo del tiempo muestran que el aguacate tiene poderosos efectos y beneficios a la salud integral.

Aquí 6 beneficios para la salud del aguacate:

  1. El aguacate es increíblemente nutritivo

Esta fruta es apreciada por su alto valor nutritivo y se añade a todo tipo de platos debido a su buen sabor y su textura. Los aguacates son muy nutritivos y contienen una amplia variedad de nutrientes, incluyendo 20 vitaminas y minerales diferentes.

Estos son algunos de los nutrientes más abundantes, en una sola porción de 100 gramos:

  • Vitamina K: 26%
  • Folato: 20%
  • Vitamina C: 17%
  • Potasio: 14%
  • Vitamina B5: 14%
  • Vitamina B6: 13%
  • Vitamina E: 10%

Luego contiene pequeñas cantidades de Magnesio, Manganeso, Cobre, Hierro, Zinc, Fósforo, Vitamina A, B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina) y B3 (Niacina).

Esto viene con 160 calorías, 2 gramos de proteína y 15 gramos de grasas saludables. A pesar de que contiene 9 gramos de carbohidratos, 7 de los que son de fibra por lo que sólo hay 2 carbohidratos “netos”, lo que hace de este un alimento bajo en carbohidratos. Los aguacates no contienen ningún colesterol o sodio y son bajos en grasas saturadas.

aguacate

  1. 2. Contienen más potasio que los plátanos.

El potasio es un nutriente ayuda a mantener gradientes eléctricos en las células del cuerpo y sirve para varias funciones importantes.

Varios estudios muestran que tener una alta ingesta de potasio está vinculada a la reducción de la presión arterial, un importante factor de riesgo de ataques cardíacos, derrames cerebrales e insuficiencia renal.

  1. El aguacate está cargado con ácidos grasos monoinsaturados saludables para el corazón.

El aguacate es un alimento alto en grasa, la mayoría de la grasa es ácido oleico.

Se trata de un ácido graso monoinsaturado que también es el componente principal en el aceite de oliva y se cree que es responsable de algunos de sus efectos beneficiosos.

El ácido oleico se ha demostrado que tiene efectos beneficiosos sobre los genes relacionados con el cáncer.

Las grasas en aguacate son también bastante resistentes a la oxidación inducida por el calor, por lo que el aceite de aguacate es una opción sana y segura para cocinar.

aguacate

  1. Los aguacates están cargados de fibra.

La fibra es otro nutriente que se encuentra en cantidades relativamente grandes en el aguacate. La fibra es una materia vegetal indigerible que puede contribuir a la pérdida de peso, reducir los picos de azúcar en la sangre y está fuertemente ligada a un menor riesgo de muchas enfermedades.

  1. Comer aguacates puede bajar los niveles de colesterol y triglicéridos.

La enfermedad cardíaca es la causa más común de muerte en el mundo. Numerosos estudios han demostrado que comer aguacate puede mejorar los factores de riesgo de enfermedad cardíaca como el colesterol total, LDL y HDL, así como triglicéridos en la sangre.

aguacate

  1. Los aguacates cuentan con poderosos antioxidantes que pueden proteger tus ojos.

Los aguacates son altos en antioxidantes, incluyendo Lutein y Zeaxanthin. Estos nutrientes son muy importantes para la salud ocular y reducen el riesgo de degeneración macular y cataratas.

Además de que los aguacates cuenten con grandes beneficios para tu salud, son deliciosos y puedes combinarlos con una gran variedad de platillos.

cuchillos buena cocina

Selección de cuchillos que no pueden faltar en una buena cocina.

En la mesa y en la cocina solemos ver diferentes tipos de cuchillos. Un buen chef usa una amplia gama de cuchillos para cortar y elaborar los platillos. Te presentamos una selección de los cuchillos que no pueden faltar en una buena cocina:

Cuchillo de pan.

Con una hoja aserrada se usa para rebanar el pan y disminuir el uso de fuerza y con ello migas que se desprenden de este.

cuchillo de pan. cuchillos buena cocina

Cuchillo para deshuesar.

Una hoja especialmente diseñada para deshuesar ciertos tipos de carne, p.ej. vacuna, pollo, pescado, etc.

cuchillos buena cocina

Cuchillo del Chef. Uno de los cuchillos que no puede faltar en una buena cocina.

El cuchillo de cocina por excelencia. También se llama a veces “cuchillo francés”. Suele tener una hoja larga y ligeramente curvada sirve tanto para cortar como para picar diferentes alimentos. Su diseño es especialmente pensado para realizar cortes, rebanadas y picar muy fino. Es posible encontrarlo en diferentes longitudes pero todos con la misma forma.

cuchillos buena cocina

Cuchillo eléctrico.

Técnicamente esto no es un cuchillo sino un electrodoméstico. La hoja serrada se activa automáticamente en la parte en la que se realiza el corte o la rebanada. Se suele utilizar en la cocina industrial para rebanar más rápidamente.

cuchillos buena cocina

Cuchillo de cocina.

El cuchillo multiuso que se encuentra en cualquier cocina. Con él se pueden preparar todo tipo de alimentos. A diferencia del cuchillo del Chef este puede tener cualquier forma y no suele picar tan fino como el auténtico del Chef.

cuchillos buena cocina

Cuchillo de mesa.

Es una pieza de la cubertería. Suele tener dos formas diferentes, como cuchillo para untar o cuchillo para cortar carne. El primero se emplea para la mayoría de los alimentos, incluido el pescado, mientras que el segundo se usa sobre todo para cortar carne, p.ej. Entrecote.

 

Cuchillo patatero.

Tiene una hoja muy corta y generalmente se emplea para pelar las pieles y cortar verduras.

cuchillos buena cocina

Cuchillo jamonero.

Se caracteriza por tener la hoja muy flexible, larga y fina. Sirve para obtener finas lonchas de jamón u otros embutidos.

cuchillos buena cocina

Cuchillo de queso.

Empleado especialmente para cortar diferentes tipos quesos. Existen versiones dependiendo de la textura del queso: blando o duro. Otra versión con la misma finalidad que se emplea en el corte de los quesos nórdicos, procedentes del norte de Europa, es el rebanador de queso.

 

El mantenimiento es la clave para tener en buen estado los cuchillos de cocina.

El mantenimiento de los cuchillos es muy importante y teniendo en cuenta que cada cuchillo tiene una función específica, resulta desaconsejable emplearlo para otros usos para los cuales no está preparado; por ejemplo, es peligroso y se deteriora la hoja de un cuchillo de cocina si se emplea como abrelatas. El principal mantenimiento es su limpieza, dejando que no se acumule suciedad entre el mango y la hoja. Por esta razón, cada vez que se emplee el cuchillo se aconseja limpiar con un trapo limpio de algodón la superficie del filo; de esta forma no sólo se limpia la superficie, sino que además se evita la oxidación y la mezcla de olores y sabores.

El segundo factor importante en el mantenimiento de los cuchillos es que deben mantenerse afilados. Por esta razón por la que se aconseja llevar los cuchillos a un afilador profesional o disponer de una piedra de afilar capaz de poder poner al día el filo del cuchillo. Para esto existe una regla simple, “Un cuchillo mal afilado es mucho más peligroso que uno bien afilado”. Con el cuchillo mal afilado se hacen sobre-esfuerzos al cortar y se corre el peligro de no controlar el corte, un cuchillo afilado hace el corte sin apenas esfuerzo y su corte es posible controlarlo.