Entradas

Encendido del alumbrado de Navidad

Navidad 2017. El jueves 23 de noviembre, a partir de las 19.00 horas, La Rambla será el escenario del acto de encendido del alumbrado de Navidad.

La Navidad empieza este 2017 en La Rambla. Concretamente, el acto oficial de encendido del alumbrado se celebrará delante del centro Arts Santa Mònica, con el fin de homenajear a las víctimas del atentado del 17 de agosto, y para rendir un reconocimiento a la respuesta tanto de los comerciantes como del vecindario de La Rambla.

El espectáculo, que dará el pistoletazo de salida al ciclo navideño de la ciudad, propone descubrir la “ingravidolla” de Navidad que se hincha dentro de nosotros cada vez que empiezan las fiestas. Pero, ¿qué es una ingravidolla? Pues es la sensación de ingravidez, emoción o sentimiento de estar dentro de una burbuja que aparece justo en el momento en el que nos damos cuenta y sentimos que la Navidad se acerca.

El encendido del alumbrado de este año nos acerca al espíritu de la Navidad, representado por las “ingravidolles del corazón”, que con música y danza nos invitarán a encender las luces de Barcelona.

Las “ingravidolles” serán el nexo de unión de las diferentes actividades que el ciclo navideño nos ofrecerá en la ciudad de Barcelona.

Fuente: Ajuntament de Barcelona.

ensalada perfecta 3

¿Cómo preparar la ensalada perfecta?

ensalada perfecta 3

 

Realmente no es difícil hacer una ensalada. Pero sólo porque es fácil no significa que no puedas hacer creaciones deliciosas y divertidas. Estamos en una época de mucho calor, donde apetece comer fresquito y la ensalada es algo que comúnmente nos viene a la mente. Pero después de algunos días, la típica ensalada puede resultar aburrida.

Como el calor no tiene vistas de desaparecer por unos días, ya no es suficiente preparar solo una ensalada decente. Queremos que este verano, hagas las mejores ensaladas de tu vida. Es por ello que se nos ocurrió compartirte esta fórmula para componer ensaladas perfectas. Aprendiéndote estos fundamentos, puedes crear combinaciones sin fin.

Esto es lo que necesita cada ensalada:

  • Verduras
  • Aderezo
  • Crujientes
  • Ingredientes opcionales:
  • Hierbas, frutas, granos, etc.
  • Proteína Opcional

Las verduras para crear una ensalada perfecta.

Elige cuando menos uno o tantos como te apetezca:

Verdes: Las verduras crudas son lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan la palabra “ensalada”. Y con razón: la mayoría de las verduras se comen mejor frescas. Elije hojas tiernas de lechuga y verduras, como espinacas, o brotes finos para ensaladas más delicadas, como la rúcula.  También puedes optar por verduras resistentes, como la col rizada.

Crudas: La lechuga y verduras verdes no son las únicas que pueden ir crudas. Usa un pelador de verduras para hacer verduras fibrosas más sabrosas, como los espárragos. Para las verduras generalmente cocidas, como la remolacha, calabacín y calabaza, hay que cortarlas en rebanaditas muy finas o rallarlas para hacerlas fácil de digerir.

A la sartén: Asar a la parrilla verduras como: calabaza, berenjena, zanahoria, añade la sensación de ser un plato más contundente. Todas las verduras (e inclusive algunas frutas) pueden ir a la parrilla, así que es una buena alternativa para experimentar nuevos sabores.

Asadas: Si quieres ahorrarte las calorías del aceite en la sartén, las verduras asadas son una gran opción.

Encurtidos: Las verduras en escabeche agregan una nota sabrosa, fermentada y un subidón de  sabor. Combínalos con verduras crudas o verdes para matizar sus efectos, dado a que pueden resultar demasiado intensas para hacer de estas una ensalada entera.

 

El aderezo

Sin un aderezo, su ensalada es sólo un tazón triste de verduras. Elige uno:

Vinagreta: Una vinagreta clásica se hace con grasa y ácido. Tradicionalmente, aceite de oliva y vinagre o jugo de limón. Pero se pueden hacer múltiples combinaciones para vinagretas. Experimenta con una variedad de vinagres y jugos cítricos. Pimientas, hierbas de olor, menta, mostaza, etc.

Aderezos cremosos: Pueden ser a base de leche o huevo, como el aderezo césar. Son ideales para ensaladas con verduras a la parrilla o asadas.

El elemento crujiente.

Tener un elemento crujiente en la ensalada, hace que resulte una experiencia más satisfactoria.

Semillas: semillas de calabaza, semillas de sésamo, semillas de lino, semillas de girasol y semillas de cáñamo.

Frutos secos: cacachuetes, nueces, almendras, pistachos, piñones, etc.

Croutons: Los más deliciosos: los caseros. Utiliza cualquier pan viejo que tengas a mano.

Ingredientes opcionales.

Fruta: Elije frutas que sean complementarias en sabor al resto de los ingredientes. Sí, el aguacate cuenta.

Proteína: Pollo frito rebozado, cordero crujiente, huevo duro, básicamente cualquier queso… Un poco de proteína hace de una ensalada un plato más completo. Pero deja que las verduras sean la estrella.

Granos y carbohidratos: La forma más fácil de agrandar una ensalada es con una pequeña adición de granos cocidos, como la quinua, el bulgur, el cuscús, la cebada, arroz. Ten en cuenta que los granos absorberán más aderezo que las verduras, por lo que hay que ajustar en consecuencia.

si no te apetece cocinar, te esperamos en Sibart´s donde tendemos una Ensalada de Quinoa con germinados y fruta, que seguro te gustará.

lechuga

La lechuga. Un alimento cotidiano pero con propiedades increíbles.

lechugaLa lechuga es extremadamente nutritiva. Es rica en minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales. Consumirla dentro de la dieta cotidiana puede brindar beneficios para la piel, el cabello y la salud integral. También puede ayudar a resolver problemas se salud. En este artículo te describimos brevemente los beneficios de la lechuga:

  1. Contenido bajo en calorías y grasa cero.

La lechuga tiene solamente 12 calorías por una taza. Es por eso que es tan bueno para la pérdida de peso.

  1. Ayuda a bajar de peso.

La lechuga contiene fibra y celulosa. Además de hacerte sentir satisfecho, la fibra mejora la digestión. Mejorar su digestión es esencial para el control de peso a largo plazo.

La fibra también ayuda a eliminar las sales biliares del cuerpo. Cuando el cuerpo reemplaza estas sales, descompone el colesterol. Esta es la razón por la lechuga también es bueno para el corazón.

  1. Corazón sano

La vitamina C de la lechuga y el beta-caroteno trabajan juntos para prevenir la oxidación del colesterol. Esto previene la acumulación de la placa.

  1. Omega-3 Ácidos grasos.

La lechuga romana tiene una proporción de dos a uno de omega-3 a omega-6. El contenido de grasa en la lechuga no es significativo a menos que comas mucho, ¡pero en realidad te sugerimos que lo hagas!

 

  1. Proteína completa.

Las calorías de la lechuga romana son 20 por ciento de proteína. Al igual que todos los alimentos enteros, gran parte de esta proteína está completa, pero la cantidad se puede aumentar mediante la combinación con proteínas de equilibrio.

  1. Ayuda con el insomnio.

El líquido blanco que se ve cuando se rompe o al cortar hojas de lechuga se llama lactucarium.

Esto tiene propiedades relajantes e inductoras del sueño similares al opio pero sin los fuertes efectos secundarios. Simplemente comer unas cuantas hojas o beber un poco de jugo de lechuga y seguro dormirás tranquilamente.

lechuga 2

  1. La lechuga te equilibra.

Los minerales en la lechuga ayudan a eliminar las toxinas y mantener su equilibrio ácido / alcalino en orden. Una vez que están equilibrados en este nivel hay una serie de beneficios, incluyendo una mayor energía, un pensamiento más claro, un sueño profundo y tranquilo y la piel juvenil.

  1. Índice glucémico bajo.

La lechuga tiene un índice glucémico promedio de 15, pero debido a que tiene tan pocas calorías, su carga glucémica se considera cero. Los alimentos con índices glicémicos bajos son excelentes para cualquier persona que observe su azúcar en la sangre por razones médicas o para el control de peso.

  1. Alimento de beneficios por comerlo crudo.

La lechuga se come casi siempre cruda, proporcionándonos muchos micronutrientes no encontrados en el alimento cocinado o procesado.

Las corporaciones de alimentos no han encontrado una forma de empaquetar lechuga a largo plazo o envasarlo en latas o cajas. Así que es siempre está fresca.

  1. La lechuga sabe muy bien.

Existen muchas variedades de lechuga, con diferentes sabores unas más ácidas y otras más dulces. Puedes probar y encontrar la que más te guste o mezclarlas y crear tus propias recetas de ensaladas. También el añadirle otros componentes saludables como aceite de oliva, lo convierte en un alimento muy completo para tu salud y la de tu familia.

gazpacho 1

El gazpacho, una delicia que se disfruta fria.

gazpacho 1

 

Uno de los placeres de un verano caluroso es que uno siempre se puede refrescar al mediodía con un buen gazpacho. Una sopa fría, deliciosa que aporta al cuerpo nutrientes, gracias a sus selectos ingredientes como el aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas, generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

El origen del actual gazpacho es incierto, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía, donde el aceite de oliva y los productos de la huerta son abundantes y los veranos muy secos y calurosos. Por esta razón se le conoce comúnmente como gazpacho andaluz y data de la época del al-Ándalus. Algunos autores afirman del gazpacho, en tono jocoso, que “tiene raíces, pero no historia, al menos de historia escrita”.

 

Para garantizar el peculiar sabor y aroma del gazpacho, igual como la textura hay que escoger los ingredientes básicos con cierta habilidad.

 

  • Tomates:

Deben ser bien maduros para que aporten dulzura, antes eran sólo posibles en otoño, pero en la actualidad con el desarrollo de invernaderos y del transporte desde otras latitudes, es posible tener tomates curados casi durante todo el año. Esta hortaliza es la que brinda el color rojo al gazpacho debido a su contenido en licopeno (colorante natural en la piel y carne del tomate). Su exclusión o inclusión como ingrediente hace que se hable de “gazpachos blancos” o de “gazpachos rojos”, respectivamente. En algunos períodos de escasez se ha empleado pimentón en lugar del tomate para lograr el color rojo.

 

  • Pimientos (rojos o verdes):

El pimiento es una verdura que proporciona frescura y sabores con ligeros toques agrios, en España esta variedad de pimientos no suele ser picante.

 

  • Ajo:

El ajo en pequeñas cantidades proporciona un aroma característico, dependiendo de los gustos se añade más o menos. Una de las funciones en el gazpacho es la emulgente entre el aceite de oliva y las hortalizas.

 

  • Pan:

Se emplea para aumentar volumen o espesar, pero si se emplea se reduce el carácter de bebida refrescante. En su elaboración tradicional suele emplearse restos de pan duro que habitualmente se remojan en agua.

El pepino y la cebolla, que si bien no se incluyen en la sopa básica, se pueden aportar como acompañamiento en forma de picada.

  • Pepino:

El pepino se lleva bien con el vinagre. Su sabor es fuerte y su proporción es una medida a tener en cuenta por el gazpachero. Cuando su elaboración no incluye pepino se suele tildar de “gazpacho suave”. Tanto las propiedades del pepino, como las del vinagre y las del agua fría, aliviaban la sed de los segadores que trabajaban en largas jornadas, bajo condiciones de temperatura extremas y con el único alimento durante el día de su gazpacho.

  • Cebollas:

En las recetas suele ponerse una cierta cantidad. Proporciona saborizantes naturales.

El aceite de oliva, vinagre, agua y sal son el resto de ingredientes. Suelen emplearse los de mejor calidad, bien conocido es el refrán popular “con mal vinagre y peor aceite, buen gazpacho no puede hacerse”.

 

 

noche de san juan 2

La noche de San Juan. Para disfrutar la Revetlla con placer gastronómico.

noche de san juan

 

Es la noche de San Juan, llega en solsticio de verano y por medio de sus mitos y rituales es posible hoy disfrutar de una buena noche y purificar nuestra energía. Listos para recibir el verano con alegría y buena vibra.

Pero, ¿por qué se celebra el día de San Juan?

La víspera o noche de San Juan es una festividad en la que por tradición se encienden hogueras. El origen de esta costumbre se asocia con la llegada del solsticio de verano. La finalidad de la hoguera, es “dar fuerza al sol” que a partir de ese día se irá haciendo más débil. A partir del día 23 de Junio de cada año, la noche más corta del año, cada vez más los días se irán haciendo más cortos.

Esta celebración tiene también una connotación simbólica, el fuego se enciende para purificar a las personas que lo contemplan.

La fiesta cristiana de San Juan es el 24 de junio, seis meses antes de la víspera del nacimiento de Jesús, que es el 24 de diciembre.

Este día se celebra en varios lugares de Europa, siendo muy arraigada en España, Portugal, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Reino Unido.

noche de san juan 2La celebración de San Juan en Catalunya.

En Catalunya esta celebración de denomina la Revetlla de Sant Joan, la Nit del Foc, la Nit de las Bruixes o la Nit del Ros.

Dentro de las tradiciones de la región se encuentra la llama del Canigó, que se inicia con la renovación del fuego en la cumbre del Canigó y culmina con la encendida de las hogueras de la noche se San Juan.

El Canigó es un macizo montañoso de los Pirineos situado en Rosellón al sur de Francia. La cima llamada “pica de Canigó” tiene 2784 metros. Como es una cima de fácil acceso, muchas personas se atreven a subir. Es el 22 de junio cuando cada año suben para encender la hoguera que vigila durante la noche para al día siguiente bajar con las antorchas encendidas para, según la tradición, encender todas las hogueras de San Juan.

Es común encontrar a amigos y familia disfrutando en reuniones, paseando o disfrutando los petardos o fuegos artificiales por la playa o las calles de la ciudad.

noche de san juan coca de san juan

Gastronómicamente esta celebración se suele acompañar de las siguientes delicias culinarias:

¿Qué mejor que celebrar San Juan con una deliciosa barbacoa? Poner unas chuletitas de cerdo al asador, un lomo e inclusive un solomillo de cerdo. El sabor que deja la leña en la carne es imperdible.

No pueden faltar un buen plato de embutidos, también podemos agregar a la barbacoa unas butifarras, choricitos o salchichas caceras.

El pan, un elemento impredecible, tostado pasado por la brasa. Un poco de ajo, aceite y tomate es el perfecto acompañante.

Los pescados y mariscos son una gran opción, sardinas, langostinos y gambas, no pueden fallar.

De postre por supuesto la Coca de San Juan, o también cocas tanto saladas como dulces.

Sea como sea que celebres… ¡Feliz verbena de San Juan!

cabrales quesos de españa

Quesos de España una tradición de textura y sabor.

En la actualidad, existen más de treinta regiones productoras de queso reguladas en todo el país, desde las cuevas de queso azul al norte de España hasta los quesos ahumados a la parrilla de las Islas Canarias.

Estas regiones están protegidas bajo controles de denominación de origen, que regulan todos los aspectos de la producción; desde donde pueden pastar los animales de las colinas, hasta lo húmedo de la sala de curado (o cueva).

De los más de 100 tipos de quesos producidos en España, 27 están protegidos por la denominación “Denominación de Origen Protegida” (D.O.P.). Otros están a la espera de que esta condición les sea concedida por el Ministerio de Agricultura.

Los queseros españoles utilizan tres tipos de leche: de oveja, vaca y cabra; así como la mezcla de estas. Gran variedad de quesos son el resultado de las diferencias climáticas y geográficas y de las costumbres agrícolas, impregnadas de tradiciones. España tiene una gran muestra de patrimonio quesero, que es una reserva de la cultura y tradiciones del país y nos sitúa entre los países productores de queso más importantes del mundo.

Aquí te mencionamos los 9 tipos de quesos de España:

Cabrales:

Cabrales es el famoso queso azul español. Se hace de leche de vaca, oveja o de cabra, dependiendo de la estación. Se envejece de dos a seis meses en condiciones climáticas controladas que permiten crecer el moho penicillium, creando venas azul-verdosas en todo el queso.

cabrales quesos de españa

Ibérico:

Similar a Manchego, el queso Ibérico está elaborado a partir de una mezcla de leche de vaca, cabra y oveja. Es un queso duro y suave que tiene un suave sabor herboso.

Ibores:

Elaborado en la región de Extremadura en España. Es un queso de leche de cabra cruda que adquiere agudeza durante su periodo de envejecimiento de dos meses. Este es un queso duro, salado y picante que se frota con una mezcla de aceite de oliva y pimentón dulce.

quesos de españa

Idiazabal:

Idiazabal es un queso de leche de oveja no pasteurizado que tiene una corteza no comestible. Un queso originario de los Pirineos españoles, Idiazabal puede ser ahumado o sin ahumar. Tiene un sabor agudo y salado.

Mahón:

El queso Mahón es un queso de leche de vaca y de nuez hecho en la isla española de Menorca. La corteza con textura de naranja se crea frotando el exterior con mantequilla, pimentón y aceite. Salado y picante. Mahón es el segundo queso más popular de España después del Manchego.

 

quesos de españa

Manchego:

Manchego, el queso español más famoso, es un queso 100% de leche de oveja elaborado en la región de La Mancha, en el centro de España. Es elaborado a partir de la raza Manchega de oveja, es un queso firme que se deja envejecer de dos meses a dos años. Es identificable por el patrón de zigzag que se graba en su cáscara.

 

Murcia al Vino:

Producido en la región de Murcia, este queso de cabra se lava en vino tinto durante el proceso de envejecimiento dando a la cáscara un profundo color borgoña, aroma florido y sabor a mantequilla.

quesos de españa

San Simón:

San Simón es un queso español ahumado hecho de leche de vaca que se envejece hasta cuatro semanas, ligeramente prensado y luego ligeramente ahumado durante dos semanas. Cremoso y mantecoso, el sabor ahumado de San Simón varía de suave a fuerte.

Tetilla:

Hecho en la región de Galicia de España, Tetilla debe su nombre al parecerse al pecho de una mujer. Tetilla es un queso cremoso semi-suave de leche de vaca con toques de limón y hierbas.

quesos de españa

espárragos

Espárragos, la verdura culinaria por excelencia.

espárragosDe todas las verduras que se encuentran habitualmente en la mesa de los comensales, hay una que siempre destaca, el esparrago. Es una de las verduras preferidas desde la antigüedad. Incluso la palabra esparrago deriva del griego antiguo aspharagos y se originó en el persa asparag que significa simplemente “brote”.

Ha sido usado desde tiempos muy antiguos como verdura culinaria, debido a su delicado sabor y a sus propiedades diuréticas. Hay una receta para cocinar espárragos en el libro de recetas más antiguo que se conserva, “De re coquinaria”, escrito en el siglo III.

En España, el espárrago se utilizaba sobre todo el espárrago silvestre (espárrago triguero) como seto para delimitar las parcelas aprovechando sus hojas en forma de pinchos.

Rico en vitaminas y minerales, el esparrago cuenta con un valor nutricional equilibrado y destaca por sus beneficios para la salud.

A continuación te presentamos el valor nutricional de los espárragos:

Valor nutricional por cada 100 g
Energía 20 kcal 85 kJ
Carbohidratos 3.88 g
Grasas 0.12 g
Proteínas 2.2 g
Retinol (vit. A) 38 μg (4%)
Tiamina (vit. B1) 0.143 mg (11%)
Riboflavina (vit. B2) 0.141 mg (9%)
Niacina (vit. B3) 0.978 mg (7%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.274 mg (5%)
Vitamina B6 0.091 mg (7%)
Vitamina C 5.6 mg (9%)
Vitamina E 1.1 mg (7%)
Vitamina K 41.6 μg (40%)
Calcio 24 mg (2%)
Hierro 2.14 mg (17%)
Magnesio 14 mg (4%)
Manganeso 0.158 mg (8%)
Fósforo 52 mg (7%)
Potasio 202 mg (4%)
Sodio 2 mg (0%)
Zinc 0.54 mg (5%)

espárragos 2

¿Cómo preparar los espárragos?

Dentro de la Gastronomía, el esparrago es utilizado de formas diferentes. En su forma más simple, los brotes se cuecen en agua o al vapor hasta que están tiernos y se sirven con una salsa ligera (como la holandesa o la mahonesa) o con mantequilla derretida o con unas gotas de aceite de oliva y queso parmesano rallado.

Una manera de prepararlos es atar los brotes en haces y prepararlos de pie, de forma que la parte inferior de los tallos se hierve, mientras que las más tiernas yemas se hacen al vapor. Las ollas altas y cilíndricas para cocinar espárragos tienen bases perforadas y salientes para sujetarlos, de forma que este proceso sea lo más simple posible. En algunas ocasiones se comercializan como espárragos en conserva inundados en un líquido de cobertura.

A diferencia de la mayoría de las verduras, en las que las más pequeñas y delgadas son más tiernas, los tallos gruesos de espárragos tienen mayor volumen tierno en proporción a su piel. Cuando los espárragos llevan demasiado tiempo en el mercado, los extremos cortados se habrán secado y vuelto ligeramente cóncavos.

Los mejores espárragos son los que se recogen y limpian mientras se pone el agua a hervir. Los cocineros meticulosos raspan los tallos de espárrago con un pelador de verduras, evitando las yemas, y los enfrían en agua helada antes de hervirlos; a menudo la piel se incorpora al agua de cocción y se retira cuando los espárragos están hechos, supuestamente para evitar diluir el sabor.

Los espárragos pequeños o las yemas de los grandes sirven para cocinar sopa de espárragos. También suelen servir espárragos revueltos con pollo, gambas o ternera. El espárrago es una de las pocas comidas que se considera aceptable comer con las manos en un ambiente formal.

 

 

 

vermut 1

La tradición del Vermut con una o dos olivas.

vermut 1
El Vermut es una bebida de gran tradición en toda Europa. En Francia se llama “Vermouth”, en Alemania “Wermut” pero todos se refieren a la misma, un vino macerado en hierbas servido durante los aperitivos. Éste está compuesto de vino blanco, ajenjo y otras sustancias amargas. Su aroma característico le da una elegancia particular para un cóctel o aperitivo. Generalmente se puede encontrar dos tipos: rojo y blanco.

El vermut rojo, típico de Italia y España, es dulce mientras que el blanco suele ser francés, seco y con mayor grado alcohólico.

Algunos historiadores afirman que estas bebidas fueron inventadas por Hipócrates, célebre médico y filósofo de la antigüedad nacido el 460 a. C. Él puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo, obteniendo lo que en la Edad Media fue llamado “vino hipocrático” o sencillamente, “vino de hierbas”. A partir de fines del siglo XVIII, con la llegada de nueva tecnología, el vino aromatizado entró en una nueva dimensión de productividad en la que destacó la experiencia de los pioneros piamonteses. Pero fue en 1838 cuando, por mérito de los hermanos Luigi y Giuseppe Cora, la preparación del vermut adquirió un carácter industrial.

Vermut 2

El vermut rojo está compuesto normalmente entre 40 y 80 ingredientes diferentes. Extractos de hierbas, raíces, flores, especias y frutas. Combinaciones personalizadas para lograr los diferentes matices, sabores y olores de esta bebida. Todas estas esencias se mezclan con un poco de alcohol en un recipiente al que hay que dar dos vueltas al día durante dos semanas. Tras este proceso se añade el vino y el azúcar y se deja reposar.

Con el paso del tiempo la palabra “vermut” ha adquirido también un sentido genérico para definir cualquier tipo de bebida alcohólica previa a la comida.

De aquí proviene la expresión “¿Quedamos para tomar el vermut?”.

Vermut 3La historia del Vermut en España, se dice que se popularizo después de la Guerra Civil, cuando personas de clase media-baja quedaban los domingos en un bar cercano para charlar sobre su semana, disfrutando de una bebida y una tapa. En vez de las clásicas cañas, que hoy en día son la bebida más popular para tomar en compañía de amigos, se solía tomar Vermut con una o dos olivas a dentro del vaso.

También cabe decir que el personaje de cine que más popularizo el vermut es James Bond¿A quién no le gustaría ser el agente secreto 007 por unos minutos pidiendo su bebida favorita agitada pero no revuelta? Un vermut blanco, conocido también como Martini blanco, el segundo haciendo énfasis en la marca. 

En realidad, la hora del Vermut no conoce de géneros, edades, clases sociales, ni situaciones. Siempre es buena hora de quedar con los amigos y disfrutar de una sensación que combina un secreto de la antigua Grecia con el espíritu moderno y el placer de disfrutar del momento. Te esperamos a la hora del vermut, en Restaurante Pasa Tapas ofreciéndote siempre lo mejor de cada temporada.

buñuelos 3

Buñuelos de Cuaresma. Un placer con tradición.

buñuelos 3

Los Buñuelos, es un postre de gran tradición y cariño en varios lugares y culturas en el mundo. Están elaborados de masa de harina que se fríe en abundante aceite. La masa puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura. Pueden llevar un relleno, que puede ser dulce o salado.

En España los buñuelos son un postre típico en muchas comunidades autónomas y, sobre todo, durante sus fiestas regionales. Cada territorio incorpora sus propios ingredientes y su propia tradición. Uno de los más conocidos es el buñuelo de viento. La masa de los Buñuelos de viento frita puede llegar a doblar su volumen, es por esta razón, por las que se les denomina con el apelativo “de viento”; es decir hinchados. Los buñuelos de viento pueden ser rellenos dulces de crema, chocolate, chantillí, etc.

En Cataluña, se consumen sobre todo durante la Cuaresma. Entre los más famosos se encuentran los de viento, los de crema y los del Ampúrdan, en catalán Brunyols de l’Empordà. La forma habitual es hinchada, como de una esfera aplastada y su textura es compacta, más bien a densa. Una de sus características diferenciales es el ligero gusto de matafaluga y que no tienen agujero. Se suelen comer como merienda o para acompañar el café después de comer.

buñuelos 2

¿De dónde vienen los Buñuelos?

Es una de las recetas más antiguas de la cocina mediterránea. El político y escritor romano, Catón el viejo, incluyó una receta de buñuelos, con el nombre de “globos”, en su libro “De Agri Cultura”, escrito en el II s. a. C.

Los describe como un placer para el paladar en el que se mezclan harina y queso, se hacen bolas que se fríen y se untan de miel y semillas de amapola para servirlos. Los buñuelos también eran consumidos por culturas mesoamericanas como los Aztecas y los Mayas en diversas celebraciones. Originalmente se hacía con maíz o frijol y en la época de la conquista se empezó a utilizar la harina de trigo.

La primera sociedad, después de la romana, que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, gente de medios humildes, que habitaban los territorios del Sur de la península ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría, desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos.

En Sevilla y Granada, los buñuelos fritos en aceite cubiertos de miel, son un postre típico muy popular. Por otro lado, esta especialidad fue adoptada por los gitanos tras la expulsión morisca y perpetuada hasta la actualidad. No obstante, en algunas regiones de España, los buñuelos encuentran un fuerte competidor en los churros, cada vez más extendidos en fiestas normalmente asociadas a los buñuelos.

Esta Cuaresma, encuentra nuestros deliciosos buñuelos en Forn D’En Pau. ¡Te esperamos!

pan de payes

La historia del pan de payés, el pan de Catalunya.

El pan es la comida más consumida en el mundo. Existen más formas y variedades que países en el mundo y no hay persona que no lo haya probado, aunque sea una vez en la vida.

Se suele preparar mediante el horneado de una masa, elaborada fundamentalmente con harina de cereales, sal y agua. La mezcla, en la mayoría de las ocasiones, suele contener levaduras para que fermente la masa y sea más esponjosa y tierna. El pan ha sido tan importante en la alimentación humana que se considera como sinónimo de alimento en muchas culturas. Asimismo, participa en muchos rituales religiosos y sociales, como por ejemplo la hostia, en la eucaristía cristiana.

pan de payes

El pan de payés o pa de pagès, el pan en Catalunya.

El pan de payés o pa de pagès (en catalán) es un tipo de pan típico de la gastronomía de Cataluña, también común en las Islas Baleares. Se elabora siguiendo la forma tradicional con la que se elaboraba el pan en los pueblos rurales. De hecho es el pan de los campesinos. Contiene menos grasas que otros panes clásicos. La corteza es más gruesa que el pan común por lo que la miga de su interior se conserva blanda más días. La forma del pan de payés es redondeada y suele presentarse en dos formatos: de 500 gramos o de 1 kg. Debido a su gran tamaño, suele cortarse y comerse en rebanadas.

En Cataluña se acostumbra a comer untado con tomate, el llamado “pan con tomate” y suele acompañarse de embutidos típicos de Cataluña o jamón ibérico.

Se elabora frotando tomate crudo y maduro sobre una rebanada de pan tostado o no, aliñado al gusto con sal y aceite de oliva. Si se desea, una vez tostado el pan y antes de untar el tomate, hay quien restriega ajo para darle sabor picante.

¿De dónde viene la tradición del pan con tomate?

El origen de la receta se sabe que está inspirado en el pan con aceite, rebanadas de pan aliñadas con aceite de oliva y condimentadas con un poco de sal. El cocinero Josep Lladonosa i Giró, nacido en 1938, recuerda que su abuela Julia le contaba que ya sus padres comían pan con tomate. Con más precisión, Nèstor Luján afirma que la primera referencia escrita de pan con tomate data de 1884, y desmiente que la implantación del pan con tomate en Cataluña tuviera que ver con la inmigración murciana, como se había dicho popularmente. Según esta teoría, los trabajadores extremeños, murcianos y andaluces del metro de Barcelona, en los años 1920, plantaban tomateras al lado de los raíles para untar el pan seco. Según la tesis de Nèstor Luján, el pan con tomate se habría ideado en el mundo rural, en un momento de abundancia en las cosechas de tomate, para aprovecharlos y así ablandar el pan seco.

El novelista y gastrónomo español Manuel Vázquez Montalbán, lo describe de la siguiente manera “un prodigio de koiné cultural que materializa el encuentro entre la cultura del trigo europea, la del tomate americana, el aceite de oliva mediterráneo y la sal, esa sal de la tierra que consagró la cultura cristiana. Y resulta que este prodigio alimentario se les ocurrió a los catalanes hace poco más de dos siglos, pero con tanta conciencia de hallazgo que lo han convertido en una seña de identidad equivalente a la lengua o a la leche materna”.

¡Que aproveche!