Entradas

El pulpo. Ocho brazos deliciosos y nutritivos.

El pulpo, también conocido como octópodos (griego para ocho pies), es un plato tradicional generalizado por toda España. Se suele preparar cocido o a la brasa y no puede faltar en ninguna mesa de festejo o tapeo.

Hay que recordar que el pulpo es un producto de temporada y es mejor el pulpo de invierno. Para esto es fundamental buscar una pescadería de confianza. También es importante usar buen aceite de oliva virgen extra, y pimentón dulce que con ese toque ahumado le va de maravilla y como no es muy picante se puede echar un poco más, para los que le gusta más picante.

Desde un punto de vista nutricional, el pulpo destaca por su altísimo contenido en minerales, entre los que nos encontramos zinc, un nutriente fundamental en el mantenimiento de las defensas. La ingesta diaria recomendada de zinc ronda los 11-20 mg para hombres adultos y el pulpo los cumple casi por completo. Respecto a las vitaminas, aporta prácticamente la misma cantidad de niacina que el pescado azul, un nutriente igual de fundamental para la producción de energía.

A diferencia de otros mariscos o moluscos, el pulpo destaca por su bajo contenido en colesterol. También la abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

La tinta del pulpo tiene grandes propiedades curativas al actuar como desinfectante de bacterias que dañan al cuerpo. Se dice que el consumo es un remedio para combatir enfermedades como el asma, la arteriosclerosis, la bronquitis, la arritmia cardiaca, la dismenorrea, el eczema, la degeneración macular, la insuficiencia pancreática, el raquitismo y muchas otras enfermedades. Además es un alimento bajo en grasas saturadas y un excelente alimento para añadir a una dieta baja en grasas, pero con un alto nivel en nutrientes beneficiosos. Comer pulpo con moderación, te permitirá disfrutar de sus beneficios sin engordarte. La carne del pulpo, también es una buena fuente de hierro que ayuda a evitar la debilidad y la anemia. Es un alimento ideal para una dieta sana y equilibrada.

Los alimentos que comemos determinan nuestra salud y las actividades que realizamos en nuestras vidas, por lo que es muy importante elegir la comida adecuada según la capacidad corporal que necesitemos y la exigencia que le pidamos a nuestro cuerpo.

En Restaurant Grup te invitamos a probar nuestra deliciosa pata de pulpo braseada. Un sabor único ofrecido en exclusivo para aportarte una experiencia gastronómica para literalmente chuparte los dedos. Siempre fresco, preparado con un toque especial por nuestros chefs, equilibrado, sano y siempre, siempre delicioso. ¡Qué aproveche!

Las croquetas, nuestra tapa consentida.

Las croquetas son deliciosas y estamos acostumbrados a encontrarlas en nuestra mesa y nuestro bar de tapas favorito. Es uno de los platos tradicionales para todas las edades.

La croqueta es una masa hecha de diversos ingredientes a base de bechamel, que se combina típicamente con trocitos de jamón, pollo o pescado; aunque prácticamente se pueden hacer de cualquier ingrediente y mezcla.

Las croquetas son un alimento que se originó en Francia, se dice que el cocinero de Luis XVI, fue el que dejo escrita la receta por primera vez. Su nombre viene de la palabra croquette que es un diminutivo a la palabra crujir en francés. Las croquetas hoy en día son populares en muchos países, como en Italia, Países Bajos y por supuesto España. Se acostumbra como acompañamiento, plato principal y como tapa.

Son infinitas las recetas y formas de prepararlo tanto por chefs de la alta cocina como por la cocina del hogar. Es un terreno perfecto para dar rienda suelta a la creatividad en sus combinaciones y formas de preparación.

En España, las croquetas aunque no nacieron aquí, llegaron para quedarse en los corazones de locales y extranjeros. La tradicional croqueta en España es habitualmente a base de bechamel, pero en otros países existen a base de patata, como en Alemania y Holanda; puré de yuca, en Centroamérica; o mezcla de arroz, favorito de los Sicilianos.

Las croquetas llegaron a España a finales del siglo XIX, época donde la necesidad de ingenio, grandes cantidades de harina y escasez de proteínas, eran las variables para sacar lo mejor de los alimentos y crear recetas sabrosas y provechosas. La croqueta se hacía aprovechando el caldo de cocido para hacer el bechamel, de ahí añadir trocitos de proteína y freír para lograr las croquetitas crujientes que su interior se deshace en tu boca.

Podemos encontrar en todo el país, un sin número de combinaciones y sabores de las croquetas, pero el secreto es lograr ese equilibrio entre lo crujiente y el relleno suave al morderla. Dentro de las croquetas más clásicas, podemos encontrar la de jamón, pollo, bacalao; pero también en sus combinaciones más exóticas como: de callos, de conejo, faisán con trufa, de pizza o chocolate con sobrasada.
Las croquetas, son nuestras consentidas, y lo más importante es que sea lo que sean los ingredientes, siempre de la mejor calidad. Hechas con cariño y siguiendo las recetas tradicionales que las hacen tan populares e imprescindibles a la hora de tapear.  

Prueba nuestras deliciosas croquetas, con nuestra receta tradicional en cualquier de nuestros establecimientos de Restaurant Grup, encuentra el que te quede más cerca, no te vas a arrepentir.

¿Cómo se hace un jamón serrano y qué lo hace tan sabroso?

El jamón serrano es un alimento obtenido a partir de la salazón y secado al aire de las patas traseras del cerdo. Este mismo producto recibe también el nombre de paleta o paletilla cuando se obtiene de las patas delanteras.

El jamón serrano se contrapone al jamón cocido, también llamado jamón de York o “jamón dulce”. Se llama serrano por la costumbre de curar el jamón en parajes altos de las sierras, donde las bajas temperaturas facilitan la curación.

La diferencia entre jamón serrano y jamón ibérico está en la raza del cerdo. Para el jamón ibérico se utilizan únicamente cerdos ibéricos del suroeste de España y Portugal llamados Duroc. La alimentación del cerdo juega también un papel importante para la calidad y el sabor del jamón. Por eso los jamones llamados bellota provienen de cerdos que se han alimentado únicamente de pasto, pienso y bellotas mientras que otros han sido alimentados también con piensos de cereales. El jamón serrano curado tiene tres denominaciones, “bodega” cuando la curación es de 9 a 12 meses, “reserva” si hay 12 a 14 meses de curación, y “gran reserva” a partir de 15 meses de curación.

jamon-serrano-2

 

La parte más importante de todo el proceso, ya que la calidad de los jamones curados, serranos e ibéricos, se basa en la mayor o menor actuación de la sal. La salazón de los jamones ayuda en la deshidratación y juega un papel importante en la conservación. Las piezas se cubren con sal marina con el fin de que ésta penetre homogéneamente en toda la masa muscular. La sal suele ser más gorda en el caso del jamón ibérico, y más fina si se trata de jamón serrano. Los jamones se apilan en el suelo o en contenedores, alternando capa de sal – capa de jamón y así sucesivamente. La primera capa y la última son de sal. Como en la hilera que está abajo va a penetrar más la sal por la presión, a mitad del proceso se invierte la posición de las piezas.

Posteriormente se pasa al asentamiento de las piezas. Por lo general este proceso suele tener una duración entre los 50 y 90 días. Después se lavan con agua caliente para eliminar la sal superficial, para lo cual se introducen los jamones en un recipiente en el que existen cepillos, cuyas púas por frotamiento ayudan a este proceso. Para el secado y la maduración se trasladan los jamones a un secadero natural en el que la humedad y la temperatura se controlan principalmente mediante mecanismos de ventilación.

El envejecimiento en la bodega concluye la última fase de curación, madurando lentamente. Es una cuestión de sensibilidad, pues el resultado final dependerá tanto de las características del propio secadero como de la habilidad de las gentes que en el trabajan, y que con una dedicación total y una experiencia manifiesta, han de combinar los factores de altitud, microclima, grado higrométrico, variaciones diarias de temperatura, y velocidad del aire, dirigiendo un proceso cuyo final es la obtención del jamón más sabroso del mundo.

Ven a Bodega Joan y descubre nuestros jamones ya sea en tapa o bocadillo. Mmmm

¡Tapas, tapas y más tapas!

Las tapas se han convertido en un fenómeno culinario dentro y fuera de España. En su esencia no supone más que un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida (alcohólica o no).

Pero las tapas se han convertido en mucho más, en parte fundamental de la identidad española y el “ir de tapeo” en una posibilidad de compartir momentos inolvidables con amigos y familiares que a veces puede durar horas e incluso toda la tarde o noche. Una buena tapa no conoce horario ni temporada, agrada a todo el mundo al mismo tiempo que no engorda a nadie, su origen se remonta a la Edad Media y ni siquiera le hace falta cubierto, con un palillo es suficiente.
Aquí haremos un listado de las tapas más populares de España:

  • Tortilla de patatas o tortilla española: Un pinchito de tortilla de patatas, con un poco de pan con tomate o sin, nunca puede falta en una mesa de tapeo.
  • Pulpo a la gallega: Unas rodajitas de pulpito con aceite de oliva virgen extra y pimentón rojo. Debajo unas rodajas de patata cocida y encima un poco de sal gruesa. ¡Ideal para compartir!
  • Patatas bravas: ¡El clásico! Con salsa brava o con alioli. Perfecto para acompañar una cerveza bien fría y charlar con los amigos.
  • Croquetas de jamón: El mundo de las croquetas es complejo. Existen diferentes variedades y estilos de preparación, con bacalao, con queso, con marisco, con pollo, crujientes, suaves, etc. Sin embargo, las más populares siguen siendo, las de jamón. Muy ricas si se acompañan con un vino tinto crianza.
  • Ensaladilla rusa: Desde 1858 forma parte de la cocina española y no piensa en dejarla. Sigue siendo una de las tapas más populares de España, en todas sus variantes, con olivas, con atún, pimiento rojos con simplemente con verduras variadas y mayonesa.
  • Chocos: Tiras de sepia, rebozado. Crujiente por afuera por la harina de sémola de trigo duro pero tierno por adentro. Con un poco de limón y a picar.
  • Pescaditos fritos: Pequeños pescaditos (respetando el tamaño estándar) rebozados con un poco de sal y limón. Literalmente para chuparse los dedos.
  • Gambas al ajillo: Pelados, fritos en un buen aceite de oliva virgen con trozos de ajo. Listos para picotear. Muchas personas la consideran la tapa más rica que existe en la tierra. Perfecto con una copa de vino blanco.
  • Calamares a la Romana: Anillos de calamar rebozados en harina y fritos hasta que queden doraditos. Inolvidable experiencia cada vez que se piden. No olviden el limón.

En Entre Tapes le ofrecemos nuestra especial forma de concebir el mundo de la restauración, nos lleva a poner un énfasis especial no solo en buscar la satisfacción de nuestros comensales, sino en ofrecerles una variada carta que de forma equilibrada aúne los productos y los sabores tradicionales, con las presentaciones y elaboraciones propias de la cocina más actual.
Abrimos para desayunos, comidas y cenas.

aceitunas

La aceituna. Origen y variedades.

La aceituna u oliva es el fruto del árbol olivo y tiene su origen en Grecia y Asia Menor, donde todavía pueden encontrarse bosques de olivos silvestres. Las aceitunas se consumen tanto molidas, como aceite o en fresco pasando primero por un proceso de maceración que elimina el sabor amargo. En España son muy populares las aceitunas aliñadas o servidas con anchoas como aperitivo.

España es el primer productor a nivel mundial con casi 8 millones de toneladas anuales y cuenta con una gran variedad de olivas, algunas de estas variedades son las más apreciadas en otros países.

aceitunas

Las diferentes variedades de olivas son:

  • Aloreña: Del centro de la provincia de Málaga. Es una aceituna muy redondeada, Pertenecen a la D.O. Aloreña, siendo la primera variedad de aceituna con Denominación de Origen.
  • Arbequina: De Cataluña y Aragón con aceite afrutado con toques de manzana y almendra, sabor dulzón.
  • Blanqueta: Del norte de Alicante con aceite afrutado de aceituna verde e intensidades ligeras, amargo y picante, fresco y ligeramente dulce.
  • Cordobesa: Con un periodo de curación que suele durar un año y de consistencia dura, salada, aspecto marrón oscuro, sabor predominante a ajo macerado.
  • Cornicabra: De Toledo, aceite con sabor a frutas maduras, verde, aromático, fresco, ligeramente amargo.
  • Cuquillo: Con un aceite afrutado con sensaciones de manzana y toque almendrado, aromático y dulce.
  • Empeltre: Con un aceite afrutado, sabor a frutas maduras, muy aromático y muy dulce.
  • Gordal: De Sevilla. Es una aceituna de mesa, muy apreciada por su gran tamaño y sabor. El peso medio de la oliva es de 12 g y su rendimiento graso de un 22 %.
  • Hojiblanca: Con un aceite afrutado de manzana, plátano, verde hierba, aromático y dulce.
  • Lechín: Con un aceite dulce y sabor a manzana suave y con un aroma a hierba recién cortada.
  • Manzanilla cacereña: Aceite denso, con color amarillo o brillante y sabor no amargo, a veces con algo de picante.
  • Manzanilla sevillana: Variedad muy apreciada que se cultiva principalmente en la provincia de Sevilla.
  • Obregón: Aliñada con hierbas, tiene un sabor fuerte y amargo. Son aceitunas de gran tamaño y con un hueso considerable.
  • Picual: Aceite con olor y sabor afrutado de aceituna, verde hierba, amargo. Es la menos vecera de todas las variedades plantadas en España, su índice de grasas totales es el más alto.
  • Picudo: De Córdoba, con aceite afrutado con regusto de almendra, sabor fresco, con toque a manzana y dulce fragancia.
  • Serrana de Espadán: Aceite con sabor ligero, afrutado y fino que recuerda a las aceitunas verdes recién cogidas y a las manzanas, con aroma a trufas maduras, higos y almendras.
  • Verdeja: Aceite muy afrutado y aromático, rotundo en su olor a hoja, en el que se entremezclan sabores a hierba, avellana o plátano, a veces con sabor picante en la boca.
  • Verdial: Reciben este nombre por permanecer de color verde después de madurar. Existen diferentes variedades y de ella se obtienen aceites de sabor dulce y gran calidad. Su aroma recuerda a la aceituna fresca, aromático, paladar natural con amargor y picor equilibrados. La presentación de verdeo son aceitunas aliñadas con ajo y hierbas aromáticas rajadas.

Recuerda disfrutarlas con buena compañía y ya sea con un vinito o cerveza, os esperamos para que pruebes nuestra variedad de olvidas y de tapas en Entre Tapes, en nuestras diferentes localizaciones.