Entradas

tinto de verano 3

El tinto de verano, una historia de sabor y frescura.

tinto de verano 2

En las verbenas y en las terrazas, en las reuniones amistosas y en las fiestas, nunca puede faltar un buen tintito de verano. Su razón de existir se explica muy fácil. ¿Porqué prescindir de un buen sabor de vino en una tarde calurosa de verano? Más en concreto la historia del tinto de verano nos lleva a Córdoba a principios del siglo XX.

En el primer tercio del siglo XX existía en Córdoba una popular venta ubicada en un punto de la carretera del Brillante situado frente al camino que llevaba al Cañito Bazán (hoy Avenida de la Arruzafa), que se encuentra en el distrito noroeste, a la que acudían famosos guitarristas y cantaores y en la que también había una escuela taurina.

tinto de verano 4

Se llamaba la Venta de Vargas por el nombre de su dueño, Antonio Vargas del Moral, y a ella acudían en las cálidas tardes y noches del verano los cordobeses a refrescarse con un vaso de vino tinto con gaseosa, que pronto empezó a conocerse por el nombre de la venta: “¡Vámonos al Brillante a tomar un Vargas!”. También, el origen del nombre Vargas pudiera provenir de la petición de un Valdepeñas con un refresco de gaseosa, lo que acortando daría Val-gas, y por derivación la “ele” ha pasado a ser erre convirtiéndose el término en Vargas.

La preparación es muy fácil, se prepara empleando la misma cantidad en volumen de vino tinto (generalmente vino de mesa) que de refresco. Una de sus principales características es que se suele emplear una gran cantidad de hielo. Opcionalmente se incluye una rodaja de limón. Algunas variantes incluyen una cierta cantidad de Martini rojo. Se sirve en un vaso tipo caña (20 cl) o tubo (33 cl). La popularidad de la bebida ha hecho que, a finales del siglo XX, algunas compañías de refrescos comercialicen y distribuyan esta bebida ya preparada y envasada.

En general hay dos tipos de tinto de verano:

tinto de verano 1Tinto de verano con limón. El vino contiene diferentes ácidos, ya sean de forma natural (tartárico, málico y cítrico) y procedente de la uva, o derivados de la fermentación. De hecho, es una bebida ácida.

Tinto de verano con gaseosa. Es la explicación contraria, ya que la mejor forma de paliar la escasísima calidad de los vinos usualmente utilizados es la gaseosa, que aporta sensaciones dulces. En este caso, se aspira a alcanzar el equilibrio. Quizá en apariencia refresque menos, pero al fin el organismo lo agradecerá más.

Normalmente se suele acompañar el vino con alguna tapa típica de la región, o al gusto del comensal. Y la verdad es que es una excelente combinación para disfrutar de una noche en el verano. No en vano se dice en España: “El vino por el color, y el pan por el olor, y todo por el sabor”.

 

café

Razones y beneficios de peso para tomar café.

café

 

El café es una bebida saludable, que está compuesta por antioxidantes y nutrientes beneficiosos para la salud.

Estudios muestran que los bebedores de café tienen un riesgo inferior de contraer varias enfermedades graves. Aquí te mencionamos 7 buenas razones para tomar café y disfrutarlo solo o en compañía:

Con sólo oler café, posiblemente ya estés menos estresado:

Los investigadores de la Universidad Nacional de Seúl examinaron los cerebros de ratas que fueron estresados ​​con privación de sueño y descubrieron que aquellos que estaban expuestos a aromas de café experimentaron cambios en las proteínas cerebrales vinculadas a ese estrés. Tenga en cuenta, este estudio de aroma no se relaciona con el estrés por sí solo, sólo a la tensión sentida como resultado de la privación de sueño. Ahora, no estamos totalmente seguros de si esto significa que debe mantener una bolsa de granos de café tostado en su mesita de noche cada noche, pero siéntase libre de probar.

El café puede mejorar los niveles de energía.

El café puede ayudar a las personas a sentirse menos cansadas y aumentar los niveles de energía. Esto se debe a que contiene cafeína, la sustancia psicoactiva más consumida en el mundo. Los psicoactivos, ejercen efecto en el sistema nervioso central, lo cual te hace más alerta e inclusive mejorar tu estado de ánimo.

El café te hace más inteligente.

Después de tomar café, la cafeína se absorbe en el torrente sanguíneo. Desde allí, viaja al cerebro. En el cerebro, la cafeína bloquea un neurotransmisor inhibitorio llamado adenosina. Al final cuando esto sucede, la cantidad de otros neurotransmisores como la norepinefrina y la dopamina en realidad aumenta, lo que lleva a un mejor disparo de las neuronas. Esto quiere decir que el café mejora varios aspectos de la función cerebral, como: la memoria, el estado de alerta, los tiempos de reacción y la función cognitiva en general.

café s

Protege el sistema cardiovascular.

Beber de 1 a 2 tazas de café por día, podría reducir significativamente su riesgo de muerte relacionada con enfermedades cardiovasculares. Por supuesto, esto no es excusa de hacer ejercicio cardiovascular en favor de nuestra salud presente y futura.

El café puede ayudarle a quemar grasa.

El café es uno, si no, el mejor suplemento para quemar grasa durante el ejercicio. Esto es porque la cafeína es una de las pocas sustancias naturales que realmente ha demostrado ayudar a la quema de grasa. También se ha demostrado que aumenta la tasa metabólica en personas con problemas de peso.

La cafeína puede mejorar drásticamente el rendimiento físico intenso.

La cafeína estimula el sistema nervioso, causando que envíe señales a las células grasas para descomponer la grasa corporal. Pero la cafeína también aumenta los niveles de epinefrina (adrenalina) en la sangre. Esta es la hormona diseñada para hacer que nuestros cuerpos estén listos para un esfuerzo físico intenso. La cafeína hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándolas en la sangre como ácidos grasos libres y haciéndolas disponibles como combustible.

Hay nutrientes esenciales en el café.

Una sola taza de café contiene:

 

¿Te apetece un café? Puedes pasarte por cualquiera de nuestros establecimientos de Restaurant Grup y disfrutar de una taza como te guste. ¡Te esperamos!

comer entre amigos

Comer entre amigos o familia, te hace más feliz.

comer entre amigos

La vida diaria puede ser una locura, lo que significa que hacer las comidas sobre la marcha es una norma para muchos. Sin embargo, disfrutar una comida con amigos o familia, puede traer grandes beneficios personales para mejorar la salud y el estado de ánimo, así como el bienestar de las personas que te rodean.

La conexión social, ya sea pasar el rato después del trabajo o sentarse a la mesa con amigos y familiares para una cena o comida, ha demostrado que aumenta la felicidad y ayuda a aliviar la depresión. El simple acto de reunirse y charlar, ayuda a establecer conexiones, que se ha encontrado que son cruciales para mantener la felicidad y un sentido de pertenencia.

Disfrutar comer con los amigos o familia, logra el objetivo de la interacción cara a cara y también puede conducir a opciones de alimentación más saludables. Siempre y cuando no caigamos en la trampa social de los excesos.

Para retomar tus reuniones con amigos o familia, lo primero que te recomendamos es: poner una fecha. Los compromisos son mucho más difíciles de romper cuando están programados por adelantado. Trabaja con el grupo para establecer un tiempo de reunión que funcione para la mayoría. Trata de que sea un evento que se presente frecuentemente. Por ejemplo, cada martes por la noche. Lo segundo: Haz una reserva. Salir para una comida con amigos o familiares te permite cosechar todos los beneficios de una comida comunal, sin estrés, ni necesidad de limpiar después de comer.

comer entre amigos

Las ventajas de comer en familia, sobre todo con niños.

En el caso de comer en familia, muchas veces inclusive al final del día coordinar una cena puede resultar imposible. Sin embargo, se ha demostrado que comer en familia puede tener importantes beneficios para sus niños y adolescentes.

  • Un estudio encontró que los niños que comían comidas familiares en lugar de comidas rápidas, comían más frutas, verduras y bebían menos refrescos.

 

  • Las conversaciones durante la comida brindan oportunidades a la familia para unirse, planear, conectarse y aprender unos de otros. Es una oportunidad para compartir información y noticias del día, así como dar atención extra a sus hijos y adolescentes. Las comidas familiares fomentan la calidez, la seguridad y el amor, así como los sentimientos de pertenencia. Puede ser una experiencia unificadora para todos.

 

  • La hora de comer en familia es la oportunidad perfecta para mostrar maneras apropiadas de etiqueta y educación en la mesa, así como desarrollo de habilidades sociales. Mantenga el estado de ánimo ligero, relajado y amoroso. Trate de no instruir o criticar, guíe con el ejemplo.

 

  • Anime a sus hijos a probar nuevos alimentos, sin forzar, coaccionar o sobornar. Intentar un nuevo alimento es como comenzar un nuevo pasatiempo. Expande los conocimientos, la experiencia y la habilidad de su hijo.

 

Es importante dar tiempo a las personas que nos importan, buscando crear espacios de comunicación, compañía y cariño. La vida es corta y el tiempo no vuelve.

donut 2

Donuts o rosquillas. Delicias con un agujero en el medio.

donut 4El donut o rosquilla es un dulce frito u horneado hecho con distintos tipos de masa, desde una masa más o menos esponjosa hasta masa hojaldradas. Tiene forma toroide, es decir, forma de rosca, de ahí su nombre. Es un dulce español típico en la Semana Santa, cuyo origen se remonta al antiguo Imperio romano, época en la que su receta se extendió a buena parte de Europa y de la cuenca mediterránea.

 

Tradicionalmente, el donut o rosquilla puede dividirse en 5 tipos:

  • Rosquillas tontas: son las más antiguas y no llevan ningún acabado, de ahí su nombre por ser las más simples. Tradicionalmente se hacían con excedentes de masa de pan. Suelen estar perfumadas con anís.
  • Rosquillas listas: llevan una capa de azúcar glas que puede ser de distintos colores (marrón, amarillo, rosa…). También pueden ir “emborrachadas”.
  • Rosquillas de Santa Clara: después de bañarlas en clara de huevo, se cubren con una capa de merengue seco de color blanco. Se suelen hacer de mayor tamaño y son conocidas como rosquillas de baño.
  • Francesas: se rebozan en almendra picada.
  • Las rosquillas ciegas, parecidas a las rosquillas de Santa Clara, carecen de agujero en el medio, de ahí su nombre de ciegas.

donut 2

El donut estadounidense, en inglés “Doughnut” o simplemente “donut”, se hizo famoso en América, por la gran difusión que supieron darle los departamentos de marketing de ciertas marcas norteamericanas. Este podría considerarse como una variedad de la rosquilla que se conoce en España. De hecho, en muchos otros países existen variedades de forma y sabor muy parecidas a la tradicional rosquilla española.

Los orígenes del donut.

Los orígenes de los donuts se disputan. Algunos historiadores afirman que sus precursores se pueden encontrar entre la gente medieval del norte de Europa. Sin embargo, la forma popular que se asocia hoy en día con el término donut se realizó por primera vez en 1847, cuando un marinero llamado Hanson Gregory, hiciera el famoso agujero con la tapa de un pimentero, para solucionar el problema de que la masa no se friera bien en el centro. Se considera generalmente que el origen del dónut viene del dulce navideño holandés “Oliebollen” (bolas de aceite), que éstos trajeron a Nueva Ámsterdam (futura Nueva York) en el siglo XVI. En los siglos siguientes evolucionó hacia el donut que hoy en día se conoce. Estos bollos dulces constituyen uno de los alimentos para el desayuno más populares de los EE.UU.

donut 3

¿Cómo se hacen los donuts?

Los donuts con forma de anillo se hacen juntando los extremos de un pedazo largo y delgado de masa o usando moldes que cortan simultáneamente los pedazos externos e internos, quitando la masa en el centro. El pedazo restante es cocinado o devuelto a la masa para hacer más unidades. Un donut en forma de disco puede ser puesto en un molde toroidal para que aparezca el agujero central.

Existe una gran creatividad a la hora de decorar este panecillo dulce. Algunas están glaseadas con varios colores y a veces llevan confites, otros están rellenos de mermelada o natillas. Las tres clases de donuts son el tipo pastel, los leudados (fermentados con levadura) y los tradicionales. Un dónut tiene en promedio aproximadamente 300 calorías y 25 g de grasa.

Esta es una deliciosa tradición que podemos disfrutarla a lo largo del día. Ya sea con un delicioso café con leche durante la mañana o como postre o entre comidas. Deliciosas donuts y otro tipo de delicias, puedes encontrar en nuestra cafetería Forn d’en Pau. ¡Te esperamos!

buñuelos 3

Buñuelos de Cuaresma. Un placer con tradición.

buñuelos 3

Los Buñuelos, es un postre de gran tradición y cariño en varios lugares y culturas en el mundo. Están elaborados de masa de harina que se fríe en abundante aceite. La masa puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura. Pueden llevar un relleno, que puede ser dulce o salado.

En España los buñuelos son un postre típico en muchas comunidades autónomas y, sobre todo, durante sus fiestas regionales. Cada territorio incorpora sus propios ingredientes y su propia tradición. Uno de los más conocidos es el buñuelo de viento. La masa de los Buñuelos de viento frita puede llegar a doblar su volumen, es por esta razón, por las que se les denomina con el apelativo “de viento”; es decir hinchados. Los buñuelos de viento pueden ser rellenos dulces de crema, chocolate, chantillí, etc.

En Cataluña, se consumen sobre todo durante la Cuaresma. Entre los más famosos se encuentran los de viento, los de crema y los del Ampúrdan, en catalán Brunyols de l’Empordà. La forma habitual es hinchada, como de una esfera aplastada y su textura es compacta, más bien a densa. Una de sus características diferenciales es el ligero gusto de matafaluga y que no tienen agujero. Se suelen comer como merienda o para acompañar el café después de comer.

buñuelos 2

¿De dónde vienen los Buñuelos?

Es una de las recetas más antiguas de la cocina mediterránea. El político y escritor romano, Catón el viejo, incluyó una receta de buñuelos, con el nombre de “globos”, en su libro “De Agri Cultura”, escrito en el II s. a. C.

Los describe como un placer para el paladar en el que se mezclan harina y queso, se hacen bolas que se fríen y se untan de miel y semillas de amapola para servirlos. Los buñuelos también eran consumidos por culturas mesoamericanas como los Aztecas y los Mayas en diversas celebraciones. Originalmente se hacía con maíz o frijol y en la época de la conquista se empezó a utilizar la harina de trigo.

La primera sociedad, después de la romana, que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, gente de medios humildes, que habitaban los territorios del Sur de la península ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría, desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos.

En Sevilla y Granada, los buñuelos fritos en aceite cubiertos de miel, son un postre típico muy popular. Por otro lado, esta especialidad fue adoptada por los gitanos tras la expulsión morisca y perpetuada hasta la actualidad. No obstante, en algunas regiones de España, los buñuelos encuentran un fuerte competidor en los churros, cada vez más extendidos en fiestas normalmente asociadas a los buñuelos.

Esta Cuaresma, encuentra nuestros deliciosos buñuelos en Forn D’En Pau. ¡Te esperamos!

El croissant y su deliciosa historia.

El cruasán, croissant, crossan, medialuna, cangrejito o cuernito, es una de las bollerías más deseadas en España  y en todo el mundo. Su nombre viene del francés y quiere decir creciente, en el sentido de “cuarto creciente lunar” (fase creciente) y se refiere a la forma del bollo, y proviene de un bollo que los turcos otomanos introdujeron en Europa durante el Sitio de Viena.

La costumbre de elaborar pastelitos con forma de medialuna curva remonta a una tradición milenaria, que perdura hoy en día en pasteles dulces de Marruecos.

Según la leyenda más divulgada, el Croissant nace como uno de los actos festivos cuando la ciudad de Viena se salva del sitio otomano a finales del siglo XVII. En 1683, los soldados otomanos al mando del gran visir Kara Mustafá, después de conquistar la mayoría de las regiones a orillas del Danubio, sitian Viena que, después de Constantinopla, habría sido la primera conquista importante en Europa.

Después de varios intentos de asalto poco exitosos, los turcos decidieron atacar Viena por sorpresa con una nueva estrategia. Pensaron en socavar el terreno y así evitar las murallas pero actuando sólo de noche. Los panaderos, que trabajaban a esas horas, se dieron cuenta de la amenaza por los continuos ruidos y dieron la alarma de tal manera que al final fueron los defensores los que tomaron por sorpresa a las tropas musulmanas obligándoles a retroceder. Se dice que el emperador decidió condecorar a los panaderos vieneses por la valiosa ayuda ofrecida. Estos, como agradecimiento, elaboraron dos panes: uno con el nombre de “emperador” y otro Halbmond, en alemán: “media luna”, antepasado del actual croissant, como la media luna de la bandera otomana.

Otra leyenda sitúa el invento en el mismo contexto pero lo atribuye un hombre de negocios polaco instalado en Viena. En un momento en el que los vieneses sitiados estaban a punto de rendirse, consiguió traspasar el cerco del ejército otomano para reunirse con Carlos V de Lorena e informarse de la situación militar. De vuelta al interior de la ciudad, convenció a las autoridades de que persistieran en su resistencia informándoles de que se esperaba la llegada de las tropas del Rey de Polonia. Es conocido también por haber introducido el café en Europa justo después de esa victoria sobre los otomanos, café que recuperó de las mercancías abandonadas por el ejército otomano en su huida. Para celebrar la victoria, lo sirvió por primera vez acompañado de pastelitos en forma de medialuna, los llamados Kipfer, en alemán “cuernitos”.

Por eso el “cuernito” sería el antecesor del cruasán, del que sólo tenía la forma y no la composición, pero su existencia se remontaría al siglo XIII.

Su introducción en Francia data de 1839, cuando un oficial austriaco abrió una panadería vienesa en París en el nº 92 de la calle de Richelieu en París. El éxito de sus “kipferl” fue tan enorme que pronto fue imitado por muchos, y que sus piezas pasaron a conformar una clase de productos panaderos.

Finalmente se llega a la palabra “croissant”, que define por primera vez una pieza de panadería en el diccionario francés Littré en 1863 y la primera receta se publicó en 1891, con otro tipo de masa. La receta del primer cruasán hojaldrado se publicó en Francia en 1905 y se divulgará en los años 1920. Los franceses lo harían tradicional en su país, y es un alimento típico del desayuno francés.

Te esperamos en FORN D’EN PAU, para que disfrutes de estas y otras delicias en un ambiente que acoge y sabe a casa.