Entradas

tinto de verano 3

El tinto de verano, una historia de sabor y frescura.

tinto de verano 2

En las verbenas y en las terrazas, en las reuniones amistosas y en las fiestas, nunca puede faltar un buen tintito de verano. Su razón de existir se explica muy fácil. ¿Porqué prescindir de un buen sabor de vino en una tarde calurosa de verano? Más en concreto la historia del tinto de verano nos lleva a Córdoba a principios del siglo XX.

En el primer tercio del siglo XX existía en Córdoba una popular venta ubicada en un punto de la carretera del Brillante situado frente al camino que llevaba al Cañito Bazán (hoy Avenida de la Arruzafa), que se encuentra en el distrito noroeste, a la que acudían famosos guitarristas y cantaores y en la que también había una escuela taurina.

tinto de verano 4

Se llamaba la Venta de Vargas por el nombre de su dueño, Antonio Vargas del Moral, y a ella acudían en las cálidas tardes y noches del verano los cordobeses a refrescarse con un vaso de vino tinto con gaseosa, que pronto empezó a conocerse por el nombre de la venta: “¡Vámonos al Brillante a tomar un Vargas!”. También, el origen del nombre Vargas pudiera provenir de la petición de un Valdepeñas con un refresco de gaseosa, lo que acortando daría Val-gas, y por derivación la “ele” ha pasado a ser erre convirtiéndose el término en Vargas.

La preparación es muy fácil, se prepara empleando la misma cantidad en volumen de vino tinto (generalmente vino de mesa) que de refresco. Una de sus principales características es que se suele emplear una gran cantidad de hielo. Opcionalmente se incluye una rodaja de limón. Algunas variantes incluyen una cierta cantidad de Martini rojo. Se sirve en un vaso tipo caña (20 cl) o tubo (33 cl). La popularidad de la bebida ha hecho que, a finales del siglo XX, algunas compañías de refrescos comercialicen y distribuyan esta bebida ya preparada y envasada.

En general hay dos tipos de tinto de verano:

tinto de verano 1Tinto de verano con limón. El vino contiene diferentes ácidos, ya sean de forma natural (tartárico, málico y cítrico) y procedente de la uva, o derivados de la fermentación. De hecho, es una bebida ácida.

Tinto de verano con gaseosa. Es la explicación contraria, ya que la mejor forma de paliar la escasísima calidad de los vinos usualmente utilizados es la gaseosa, que aporta sensaciones dulces. En este caso, se aspira a alcanzar el equilibrio. Quizá en apariencia refresque menos, pero al fin el organismo lo agradecerá más.

Normalmente se suele acompañar el vino con alguna tapa típica de la región, o al gusto del comensal. Y la verdad es que es una excelente combinación para disfrutar de una noche en el verano. No en vano se dice en España: “El vino por el color, y el pan por el olor, y todo por el sabor”.

 

gazpacho 1

El gazpacho, una delicia que se disfruta fria.

gazpacho 1

 

Uno de los placeres de un verano caluroso es que uno siempre se puede refrescar al mediodía con un buen gazpacho. Una sopa fría, deliciosa que aporta al cuerpo nutrientes, gracias a sus selectos ingredientes como el aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas, generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

El origen del actual gazpacho es incierto, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía, donde el aceite de oliva y los productos de la huerta son abundantes y los veranos muy secos y calurosos. Por esta razón se le conoce comúnmente como gazpacho andaluz y data de la época del al-Ándalus. Algunos autores afirman del gazpacho, en tono jocoso, que “tiene raíces, pero no historia, al menos de historia escrita”.

 

Para garantizar el peculiar sabor y aroma del gazpacho, igual como la textura hay que escoger los ingredientes básicos con cierta habilidad.

 

  • Tomates:

Deben ser bien maduros para que aporten dulzura, antes eran sólo posibles en otoño, pero en la actualidad con el desarrollo de invernaderos y del transporte desde otras latitudes, es posible tener tomates curados casi durante todo el año. Esta hortaliza es la que brinda el color rojo al gazpacho debido a su contenido en licopeno (colorante natural en la piel y carne del tomate). Su exclusión o inclusión como ingrediente hace que se hable de “gazpachos blancos” o de “gazpachos rojos”, respectivamente. En algunos períodos de escasez se ha empleado pimentón en lugar del tomate para lograr el color rojo.

 

  • Pimientos (rojos o verdes):

El pimiento es una verdura que proporciona frescura y sabores con ligeros toques agrios, en España esta variedad de pimientos no suele ser picante.

 

  • Ajo:

El ajo en pequeñas cantidades proporciona un aroma característico, dependiendo de los gustos se añade más o menos. Una de las funciones en el gazpacho es la emulgente entre el aceite de oliva y las hortalizas.

 

  • Pan:

Se emplea para aumentar volumen o espesar, pero si se emplea se reduce el carácter de bebida refrescante. En su elaboración tradicional suele emplearse restos de pan duro que habitualmente se remojan en agua.

El pepino y la cebolla, que si bien no se incluyen en la sopa básica, se pueden aportar como acompañamiento en forma de picada.

  • Pepino:

El pepino se lleva bien con el vinagre. Su sabor es fuerte y su proporción es una medida a tener en cuenta por el gazpachero. Cuando su elaboración no incluye pepino se suele tildar de “gazpacho suave”. Tanto las propiedades del pepino, como las del vinagre y las del agua fría, aliviaban la sed de los segadores que trabajaban en largas jornadas, bajo condiciones de temperatura extremas y con el único alimento durante el día de su gazpacho.

  • Cebollas:

En las recetas suele ponerse una cierta cantidad. Proporciona saborizantes naturales.

El aceite de oliva, vinagre, agua y sal son el resto de ingredientes. Suelen emplearse los de mejor calidad, bien conocido es el refrán popular “con mal vinagre y peor aceite, buen gazpacho no puede hacerse”.

 

 

jerez

Jerez o Sherry. Un sabor de tradición española, con fama mundial.

El jerez también llamado en inglés “sherry” hace referencia a una amplia gama de vinos españoles que se cría en ciudades andaluzas. La zona de producción de estos vinos abarca el conjunto geográfico formado por la zona de producción y la zona de crianza del jerez que se conoce con el nombre de Marco de Jerez. Esta especialidad vínica es un elemento clave en la historia de los municipios que integran El Marco y en la identidad cultural de sus habitantes.

jerez

El jerez en la historia.

Durante la Edad Media, las viñas jerezanas se convirtieron en una fuente de riqueza para la Casa Real, puesto que la ciudad de Jerez tras la reconquista cristiana pasó a ser realenga. Para desarrollar las manufacturas nacionales, se intercambió lana inglesa por vino de Jerez, lo que contribuyó a la popularización de éste en Inglaterra.

Por su parte, Enrique III de Castilla, prohibió que se arrancase una sola cepa de Jerez, para mantener el monopolio del jerez, tan importante para el reino. Durante el Siglo de Oro, la piratería inglesa, fue también un factor importante en la difusión del jerez en Inglaterra. En el saqueo de Cádiz, el botín más importante eran 3.000 botas de jerez. Incluso Isabel I de Inglaterra admiraba el jerez y lo nombró “el vino ideal”.

Por todas estas razones el jerez, conocido en Inglaterra como “sherry”, gozó de gran popularidad como demuestra su presencia en innumerables obras de arte. También en la literatura se hacen alusiones al jerez por William Shakespeare, Benito Pérez Galdós, Alexander Fleming y Edgar Allan Poe.

La elaboración sigue siendo un proceso que solo pocos vinicultores se atreven a hacer y siguiendo un gran secretismo acerca de los detalles de producción. La uva, la temperatura, el almacenaje y la oxidación son algunos de los factores clave.

jerez

Aquí una lista de jereces que se suelen encontrar:

Vinos generosos:

  • Fino: seco y ligero al paladar, entre 15º y 18º, criado bajo flor, color pajizo o dorado pálido, aroma punzante y delicado, sabor almendrado.
  • Manzanilla: seco y ligero al paladar, entre 15º y 19º, criado bajo flor, color pajizo o dorado más claro que el fino, aroma punzante.
  • Amontillado: seco y ligero al paladar, entre 16º y 22º, color ámbar, aroma punzante atenuado, sabor avellanado.
  • Oloroso: seco, con mucho cuerpo y vinosidad, entre 17º y 22º, color del ámbar al caoba, aroma fuerte, sabor a nuez.
  • Palo cortado: seco, con cuerpo, entre los 17º y los 22º, color caoba brillante, aroma punzante, sabor avellanado.

jerez 4

Vinos dulces:

  • Pedro Ximénez: dulce, suave, color caoba oscuro, olor a pasas.
  • Moscatel: muy dulce, color caoba oscuro, con aroma característico de la variedad vitícola.

Vinos de vejez calificada:

  • Vinum Optimum Signatum: tiene más de 20 años de vejez. También se le conoce con las siglas “V.O.S”, que corresponden a la locución inglesa “Very Old Sherry” (jerez muy viejo).
  • Vinum Optimum Rare Signatum: tiene más de 30 años. También se le conoce con las siglas “V.O.R.S.”, que corresponden a la locución inglesa “Very Old Rare Sherry” (jerez muy viejo y extraordinario).

 

“Si la penicilina cura a los vivos, el Jerez resucita a los muertos” – Alexander Fleming

comer entre amigos

Comer entre amigos o familia, te hace más feliz.

comer entre amigos

La vida diaria puede ser una locura, lo que significa que hacer las comidas sobre la marcha es una norma para muchos. Sin embargo, disfrutar una comida con amigos o familia, puede traer grandes beneficios personales para mejorar la salud y el estado de ánimo, así como el bienestar de las personas que te rodean.

La conexión social, ya sea pasar el rato después del trabajo o sentarse a la mesa con amigos y familiares para una cena o comida, ha demostrado que aumenta la felicidad y ayuda a aliviar la depresión. El simple acto de reunirse y charlar, ayuda a establecer conexiones, que se ha encontrado que son cruciales para mantener la felicidad y un sentido de pertenencia.

Disfrutar comer con los amigos o familia, logra el objetivo de la interacción cara a cara y también puede conducir a opciones de alimentación más saludables. Siempre y cuando no caigamos en la trampa social de los excesos.

Para retomar tus reuniones con amigos o familia, lo primero que te recomendamos es: poner una fecha. Los compromisos son mucho más difíciles de romper cuando están programados por adelantado. Trabaja con el grupo para establecer un tiempo de reunión que funcione para la mayoría. Trata de que sea un evento que se presente frecuentemente. Por ejemplo, cada martes por la noche. Lo segundo: Haz una reserva. Salir para una comida con amigos o familiares te permite cosechar todos los beneficios de una comida comunal, sin estrés, ni necesidad de limpiar después de comer.

comer entre amigos

Las ventajas de comer en familia, sobre todo con niños.

En el caso de comer en familia, muchas veces inclusive al final del día coordinar una cena puede resultar imposible. Sin embargo, se ha demostrado que comer en familia puede tener importantes beneficios para sus niños y adolescentes.

  • Un estudio encontró que los niños que comían comidas familiares en lugar de comidas rápidas, comían más frutas, verduras y bebían menos refrescos.

 

  • Las conversaciones durante la comida brindan oportunidades a la familia para unirse, planear, conectarse y aprender unos de otros. Es una oportunidad para compartir información y noticias del día, así como dar atención extra a sus hijos y adolescentes. Las comidas familiares fomentan la calidez, la seguridad y el amor, así como los sentimientos de pertenencia. Puede ser una experiencia unificadora para todos.

 

  • La hora de comer en familia es la oportunidad perfecta para mostrar maneras apropiadas de etiqueta y educación en la mesa, así como desarrollo de habilidades sociales. Mantenga el estado de ánimo ligero, relajado y amoroso. Trate de no instruir o criticar, guíe con el ejemplo.

 

  • Anime a sus hijos a probar nuevos alimentos, sin forzar, coaccionar o sobornar. Intentar un nuevo alimento es como comenzar un nuevo pasatiempo. Expande los conocimientos, la experiencia y la habilidad de su hijo.

 

Es importante dar tiempo a las personas que nos importan, buscando crear espacios de comunicación, compañía y cariño. La vida es corta y el tiempo no vuelve.

vermut 1

La tradición del Vermut con una o dos olivas.

vermut 1
El Vermut es una bebida de gran tradición en toda Europa. En Francia se llama “Vermouth”, en Alemania “Wermut” pero todos se refieren a la misma, un vino macerado en hierbas servido durante los aperitivos. Éste está compuesto de vino blanco, ajenjo y otras sustancias amargas. Su aroma característico le da una elegancia particular para un cóctel o aperitivo. Generalmente se puede encontrar dos tipos: rojo y blanco.

El vermut rojo, típico de Italia y España, es dulce mientras que el blanco suele ser francés, seco y con mayor grado alcohólico.

Algunos historiadores afirman que estas bebidas fueron inventadas por Hipócrates, célebre médico y filósofo de la antigüedad nacido el 460 a. C. Él puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo, obteniendo lo que en la Edad Media fue llamado “vino hipocrático” o sencillamente, “vino de hierbas”. A partir de fines del siglo XVIII, con la llegada de nueva tecnología, el vino aromatizado entró en una nueva dimensión de productividad en la que destacó la experiencia de los pioneros piamonteses. Pero fue en 1838 cuando, por mérito de los hermanos Luigi y Giuseppe Cora, la preparación del vermut adquirió un carácter industrial.

Vermut 2

El vermut rojo está compuesto normalmente entre 40 y 80 ingredientes diferentes. Extractos de hierbas, raíces, flores, especias y frutas. Combinaciones personalizadas para lograr los diferentes matices, sabores y olores de esta bebida. Todas estas esencias se mezclan con un poco de alcohol en un recipiente al que hay que dar dos vueltas al día durante dos semanas. Tras este proceso se añade el vino y el azúcar y se deja reposar.

Con el paso del tiempo la palabra “vermut” ha adquirido también un sentido genérico para definir cualquier tipo de bebida alcohólica previa a la comida.

De aquí proviene la expresión “¿Quedamos para tomar el vermut?”.

Vermut 3La historia del Vermut en España, se dice que se popularizo después de la Guerra Civil, cuando personas de clase media-baja quedaban los domingos en un bar cercano para charlar sobre su semana, disfrutando de una bebida y una tapa. En vez de las clásicas cañas, que hoy en día son la bebida más popular para tomar en compañía de amigos, se solía tomar Vermut con una o dos olivas a dentro del vaso.

También cabe decir que el personaje de cine que más popularizo el vermut es James Bond¿A quién no le gustaría ser el agente secreto 007 por unos minutos pidiendo su bebida favorita agitada pero no revuelta? Un vermut blanco, conocido también como Martini blanco, el segundo haciendo énfasis en la marca. 

En realidad, la hora del Vermut no conoce de géneros, edades, clases sociales, ni situaciones. Siempre es buena hora de quedar con los amigos y disfrutar de una sensación que combina un secreto de la antigua Grecia con el espíritu moderno y el placer de disfrutar del momento. Te esperamos a la hora del vermut, en Restaurante Pasa Tapas ofreciéndote siempre lo mejor de cada temporada.