Entradas

lechuga

La lechuga. Un alimento cotidiano pero con propiedades increíbles.

lechugaLa lechuga es extremadamente nutritiva. Es rica en minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales. Consumirla dentro de la dieta cotidiana puede brindar beneficios para la piel, el cabello y la salud integral. También puede ayudar a resolver problemas se salud. En este artículo te describimos brevemente los beneficios de la lechuga:

  1. Contenido bajo en calorías y grasa cero.

La lechuga tiene solamente 12 calorías por una taza. Es por eso que es tan bueno para la pérdida de peso.

  1. Ayuda a bajar de peso.

La lechuga contiene fibra y celulosa. Además de hacerte sentir satisfecho, la fibra mejora la digestión. Mejorar su digestión es esencial para el control de peso a largo plazo.

La fibra también ayuda a eliminar las sales biliares del cuerpo. Cuando el cuerpo reemplaza estas sales, descompone el colesterol. Esta es la razón por la lechuga también es bueno para el corazón.

  1. Corazón sano

La vitamina C de la lechuga y el beta-caroteno trabajan juntos para prevenir la oxidación del colesterol. Esto previene la acumulación de la placa.

  1. Omega-3 Ácidos grasos.

La lechuga romana tiene una proporción de dos a uno de omega-3 a omega-6. El contenido de grasa en la lechuga no es significativo a menos que comas mucho, ¡pero en realidad te sugerimos que lo hagas!

 

  1. Proteína completa.

Las calorías de la lechuga romana son 20 por ciento de proteína. Al igual que todos los alimentos enteros, gran parte de esta proteína está completa, pero la cantidad se puede aumentar mediante la combinación con proteínas de equilibrio.

  1. Ayuda con el insomnio.

El líquido blanco que se ve cuando se rompe o al cortar hojas de lechuga se llama lactucarium.

Esto tiene propiedades relajantes e inductoras del sueño similares al opio pero sin los fuertes efectos secundarios. Simplemente comer unas cuantas hojas o beber un poco de jugo de lechuga y seguro dormirás tranquilamente.

lechuga 2

  1. La lechuga te equilibra.

Los minerales en la lechuga ayudan a eliminar las toxinas y mantener su equilibrio ácido / alcalino en orden. Una vez que están equilibrados en este nivel hay una serie de beneficios, incluyendo una mayor energía, un pensamiento más claro, un sueño profundo y tranquilo y la piel juvenil.

  1. Índice glucémico bajo.

La lechuga tiene un índice glucémico promedio de 15, pero debido a que tiene tan pocas calorías, su carga glucémica se considera cero. Los alimentos con índices glicémicos bajos son excelentes para cualquier persona que observe su azúcar en la sangre por razones médicas o para el control de peso.

  1. Alimento de beneficios por comerlo crudo.

La lechuga se come casi siempre cruda, proporcionándonos muchos micronutrientes no encontrados en el alimento cocinado o procesado.

Las corporaciones de alimentos no han encontrado una forma de empaquetar lechuga a largo plazo o envasarlo en latas o cajas. Así que es siempre está fresca.

  1. La lechuga sabe muy bien.

Existen muchas variedades de lechuga, con diferentes sabores unas más ácidas y otras más dulces. Puedes probar y encontrar la que más te guste o mezclarlas y crear tus propias recetas de ensaladas. También el añadirle otros componentes saludables como aceite de oliva, lo convierte en un alimento muy completo para tu salud y la de tu familia.

El ajo y sus grandes beneficios.

El ajo y sus grandes beneficios: “Que el alimento sea mi medicina y que la medicina sea mi alimento”

Estas son las palabras del gran médico Hipócrates, padre de la medicina occidental. El solía prescribir ajo para el tratamiento de múltiples malestares. Hoy se siguen confirmando por medio de estudios, los grandes beneficios que tiene el ajo y lo delicioso que es incluirlo a nuestra alimentación diaria.

Este ingrediente muy presente en la cocina española, es perteneciente a la familia de las cebollas. Crece en muchas partes del mundo, lo cual lo hace un ingrediente muy popular no solo en el país, conocido por su olor fuerte y delicioso sabor. Parte de la cocina y por sus efectos medicinales, está incluido como parte de la historia de grandes civilizaciones antiguas globales, como los egipcios, los babilonios, los griegos, los romanos y los chinos. Y se manifiesta en la cultura culinaria que permanece hasta nuestros días.

Los mayores beneficios del ajo, los podemos obtener cuando a este lo cortamos, lo aplastamos o lo masticamos. El componente que se libera, es la alicina, que es la responsable de su olor distintivo.  La alicina, causa efectos antibióticos, rica en antioxidantes y eliminador de radicales libres. También se ha comprobado que es efectivo para la prevención de hipertensión. Vitamina B1.

Esta especie de planta de la familia de las liliáceas, es rica en nutrientes y bajo en calorías. Cuenta con 42 calorías, 1.8 gramos de proteína y 9 gramos de carbohidratos. También contiene: manganeso, vitamina B&, vitamina C, Selenio, Fibra, Calcio, Cobre, potasio, fósforo y hierro.

Se cree que es un efectivo remedio para combatir el resfriado común o la gripe. También utilizándolo como un complemento alimenticio, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Otros beneficios es que dado a sus compuestos activos, reduce la presión alta, mejora los niveles de colesterol; lo que llega a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. También, por ser rico en antioxidantes, ayuda a la prevención de Alzheimer y demencia.

Y por si fuera poco, es ideal para mejorar el rendimiento deportivo y ayuda a desintoxicar el cuerpo metales pesados.

El ajo, parecería ahora un ingrediente mágico, que nos ayuda de verdad a vivir más y mejor. Los beneficios, son muchos y la ventaja es que por su sabor, es fácil incluirlo en nuestra dieta cotidiana.

¿Cómo obtener los mejores beneficios del ajo?

Para añadirlo a tus platillos y llenarlos de su delicioso aroma, sabor y aprovechar todas sus propiedades al máximo; se recomienda añadirlo picado o prensado crudo. Pero si el sabor te es muy fuerte, puedes añadirlo casi a punto de terminar de cocinar para retener al máximo su sabor y propiedades nutritivas.

Complementa tus platillos, particularmente sabroso en tus sopas y salsas. También ideal cuando quieras añadirle un toque especial a tus recetas de siempre.

El ajo es un ingrediente muy querido en nuestras recetas tradicionales para tapas y platillos, en nuestra Bodega Joan. Sin embargo, si no es de tu agrado, no dudes consultar con tu camarero para que te oriente acerca de otras opciones.

¿Qué te parece? ¿Utilizas ajo en tu dieta cotidiana?

¿Qué es realmente la dieta mediterránea?

El término “dieta mediterránea” surge por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial cuando el fisiólogo norteamericano Ancel Keys, que encabezó un estudio sobre las enfermedades coronarias, el colesterol de la sangre y el estilo de vida que tienen las personas en Italia, Yugoslavia, Grecia, Países Bajos, Finlandia, EE UU y Japón.

Su descubrimiento reveló que la incidencia de las enfermedades coronarias era menor en las zonas rurales del sur de Europa y en Japón, fundamentalmente debido al estilo de vida que denominó cómo “the mediterranean way” la manera de vivir “mediterráneamente”. La dieta de este estilo de vida se basaba en su mayoría en productos vegetales, consumo reducido en productos de origen animal y en un consumo moderado de vino.

Se descubrió que las propiedades saludables en productos ricos en ácidos grasos monoinsaturados y el consumo de pescado azul reducía la incidencia de enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo leve tanto durante el envejecimiento, la demencia, la diabetes y la hipertensión. 

En 2010, la dieta mediterránea fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en una denominación conjunta de España, Grecia, Italia,  Marruecos, Chipre, Croacia y Portugal.

Posteriormente, un estudio realizado en 2012 constató que las personas que seguían con regularidad una dieta mediterránea, obtuvieron mejor puntuación en la escala “Health-Related Quality of Life” (“Salud en Relación al Estilo de Vida”), que incluye variables de salud tanto físicas como mentales.

No obstante, la difusión mundial de la dieta mediterránea, contribuyó al creciente aumento de casos de enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten no celíaca y otros trastornos relacionados con el gluten, debido a que parte importante de la dieta mediterránea contiene alimentos con gluten.

La dieta mediterránea se ha ido transformando con el paso del tiempo. Cuando se realizó el estudio en los años 50, la alimentación de la mayoría de los españoles estaba formada por cereales, patatas y legumbres y ocasionalmente carne o pescado debido a que la comida estaba bastante racionada.

Sin embargo, en la actualidad tenemos más acceso a una oferta de fruta y verdura fresca, durante todo el año. También un ingrediente fundamental de la dieta mediterránea: el aceite de oliva, no se comercializó para el público en general hasta los años 70, cuando comenzó la exportación en masa de este producto y vino a sustuir el aceite de soja y de girasol.

Son muchas variables a tomar en cuenta, pero lo que si sabemos es que: con productos frescos de mercado, un poco de vino y en un ambiente tranquilo, son los ingredientes que hacen mágica, la dieta mediterránea.

En el Restaurante Sibarit’s ubicado en la calle Guillermo Tell 32, cerca de Plaza Molina, pueden disfrutar de la auténtica comida mediterránea con una carta de cocina de mercado, productos de temporada: robellones, alcachofas, mariscos, pescados, carnes a la brasa, arroces y platos tradicionales de la cocina mediterránea, sugerencias personalizadas con un gran grupo de personas especializadas en el mundo de la gastronomía, postres típicos de elaboración propia. Además les invitamos a probar nuestros vinos de D.O. ¡Os esperamos, para pasar un rato mediterránemente!

huevos-rellenos

RECETA: Huevos rellenos

huevos-rellenos

Hoy os traemos de nuevo una de esas recetas que nos gustan por su sencillez, pero que combinan ingredientes saludables y de calidad con un sabor exquisito.

El tiempo o el no ser un manitas en la cocina no son excusas porque se trata de una receta realmente sencilla. ¡Toma nota y manos a la masa!

Estos son los ingredientes que vas a necesitar:

  • 6 huevos
  • 120 gr. de Bonito del Norte
  • 9 palitos de sucedáneo de cangrejo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • K1 cucharada de ketchup
  • 12 olivas rellenas
  • Lechuga
  • Mayonesa

Y estos son los pasos que debes seguir para elaborar estos deliciosos huevos rellenos:

¡Así de fácil! ¡Buen provecho!

 

postre helado

Trucos para decorar un postre con helado

postre helado

Estamos ya, casi, en verano. Y aunque el helado es un postre que podemos disfrutar a lo largo de todo el año, en esta época de altas temperaturas, apetece más que nunca poner como broche de oro a nuestros menús un delicioso helado.

Rechazar un helado es casi imposible, pero lo que sí es posible es hacerlo más apetecible. ¿Cómo? Recurriendo a la manera de presentarlo, de decorarlo.
Si estás organizando un brunch, un almuerzo o una cena en casa y tienes en mente cerrar el menú con un postre que incluye helado, te recomendamos que cuides la presentación del plato añadiendo una decoración especial. Tus invitados lo merecen. Y tú, te convertirás así en el perfecto anfitrión.

El por eso que queremos compartir con vosotros estos tips, trucos o consejos que nosotros mismos ponemos en práctica en alguna ocasión:

Servir en copa

Ya sabes que la comida primero nos entra por la vista. Si la experiencia es buena, entonces precede todo lo demás.
Si quieres sorprender con tu postre helado, preséntalo en copas. Con ello logras dar un aspecto más cuidado y sofisticado a tu postre. Y si además añades algún tipo de mermelada, salsa o sirope, lo harás aún más atractivo.

Añade frutas

Las frutas crean un contraste fantástico con el helado. Además, esta ideal combinación nos permite consumir un alimento tan saludable y necesario como es la fruta, en un ambiente realmente exquisito, por lo que disfrutaremos aún más de ella.

Chocolate

Helado más chocolate es siempre una buena combinación.
Puedes agregarle quizá algunos palitos de chocolate, unas galletas o decorar de manera exquisita y delicada recurriendo a algún tipo de bombón de chocolate.

Galletas o bizcocho

Combinar el helado con algún tipo de galleta o bizcocho, además de darle consistencia y convertirlo en un postre genuino, lo hará más irresistible también a nivel visual.

 

Busca tu fórmula, la que se ajusta a ti, a tus invitados, al momento y las circunstancias… Mezcla, combina, experimenta. Porque, al final, la cocina se trata de eso, de mezclar, de combinar, de jugar, de inventar… Y, sobre todo, de disfrutar. Disfrutar durante la elaboración y también después.