Entradas

quinoa

Quinoa. Un ingrediente que nos encanta en Sibarit’s.

quinoa

La quinoa es un alimento que data desde hace tres o cuatro mil años, cuando los Incas se dieron cuenta que era una semilla apta para el consumo humano. Se decía que era “el oro de los Incas” porque se creía que aumentaba la resistencia de sus guerreros. Ahora muchos le llaman “El supergrano del futuro”.

El contenido en nutrientes de la quínoa cocida en una taza (185 gramos) es la siguiente:

  • Proteína: 8 gramos.
  • Fibra: 5 gramos.
  • Manganeso: 58% de la RDA (RDA: Dosis Diaria Recomendada)
  • Magnesio: 30% de la RDA.
  • Fósforo: 28% de la RDA.
  • Folato: 19% de la RDA.
  • Cobre: 18% de la RDA.
  • Hierro: 15% de la RDA.
  • Zinc: 13% de la RDA.
  • Potasio: 9% de la RDA.

Más del 10% de la RDA para las vitaminas B1, B2 y B6.

Pequeñas cantidades de calcio, B3 (niacina) y vitamina E.

Esto viene con un total de 222 calorías, con 39 gramos de carbohidratos y 4 gramos de grasa. También contiene una pequeña cantidad de ácidos grasos, omega-3.

quinoa

¿Cuáles son los beneficios se consumir quinoa?

La quinoa es uno de los alimentos más ricos en proteínas que podemos comer. Es una proteína completa que contiene nueve aminoácidos esenciales.

La quinoa contiene casi el doble de fibra que la mayoría de los otros granos. La fibra es conocida por ser efectiva para aliviar el estreñimiento.

También ayuda a prevenir las enfermedades del corazón mediante la reducción de la presión arterial alta y la diabetes.

La fibra, reduce el colesterol y los niveles de glucosa, puede disminuir el riesgo de desarrollar hemorroides y puede ayudarte a perder peso. Esto es porque al consumirla tardas más tiempo en masticarla que otros alimentos, esto te hace sentir más lleno durante más tiempo.

La quinoa contiene hierro. El hierro ayuda a mantener sanos nuestros glóbulos rojos y es la base de la formación de hemoglobina. El hierro transporta oxígeno de una célula a otra y suministra oxígeno a nuestros músculos para ayudar en su contracción. El hierro también aumenta la función cerebral porque el cerebro absorbe alrededor del 20% de nuestro oxígeno en la sangre.

La quinoa contiene lisina. La lisina es esencialmente esencial para el crecimiento y la reparación de los tejidos.

La quinoa es rica en magnesio. El magnesio ayuda a relajar los vasos sanguíneos y por lo tanto a aliviar las migrañas. El magnesio también puede reducir la diabetes tipo 2 al promover un control saludable del azúcar en la sangre. Otros beneficios para la salud del magnesio incluyen: la transmisión de los impulsos nerviosos, la regulación de la temperatura corporal, la desintoxicación, la producción de energía y la formación de huesos y dientes sanos.

La quinoa es alta en riboflavina (B2). El B2 mejora el metabolismo energético en el cerebro y las células musculares y se sabe que ayuda a la producción de energía adecuada en las células.

La quinoa tiene un alto contenido de manganeso. El manganeso es un antioxidante, que ayuda a prevenir el daño de las mitocondrias durante la producción de energía, así como para proteger los glóbulos rojos y otras células de la lesión por los radicales libres.

 

Aparte de ser un alimento sano, es delicioso y versátil para crear un sin número de recetas. Puedes probar la ensalada de Quinoa en nuestro: Menú Especial Plaza Molina, en Sibarit’s. Te esperamos.

ensalada perfecta 3

¿Cómo preparar la ensalada perfecta?

ensalada perfecta 3

 

Realmente no es difícil hacer una ensalada. Pero sólo porque es fácil no significa que no puedas hacer creaciones deliciosas y divertidas. Estamos en una época de mucho calor, donde apetece comer fresquito y la ensalada es algo que comúnmente nos viene a la mente. Pero después de algunos días, la típica ensalada puede resultar aburrida.

Como el calor no tiene vistas de desaparecer por unos días, ya no es suficiente preparar solo una ensalada decente. Queremos que este verano, hagas las mejores ensaladas de tu vida. Es por ello que se nos ocurrió compartirte esta fórmula para componer ensaladas perfectas. Aprendiéndote estos fundamentos, puedes crear combinaciones sin fin.

Esto es lo que necesita cada ensalada:

  • Verduras
  • Aderezo
  • Crujientes
  • Ingredientes opcionales:
  • Hierbas, frutas, granos, etc.
  • Proteína Opcional

Las verduras para crear una ensalada perfecta.

Elige cuando menos uno o tantos como te apetezca:

Verdes: Las verduras crudas son lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan la palabra “ensalada”. Y con razón: la mayoría de las verduras se comen mejor frescas. Elije hojas tiernas de lechuga y verduras, como espinacas, o brotes finos para ensaladas más delicadas, como la rúcula.  También puedes optar por verduras resistentes, como la col rizada.

Crudas: La lechuga y verduras verdes no son las únicas que pueden ir crudas. Usa un pelador de verduras para hacer verduras fibrosas más sabrosas, como los espárragos. Para las verduras generalmente cocidas, como la remolacha, calabacín y calabaza, hay que cortarlas en rebanaditas muy finas o rallarlas para hacerlas fácil de digerir.

A la sartén: Asar a la parrilla verduras como: calabaza, berenjena, zanahoria, añade la sensación de ser un plato más contundente. Todas las verduras (e inclusive algunas frutas) pueden ir a la parrilla, así que es una buena alternativa para experimentar nuevos sabores.

Asadas: Si quieres ahorrarte las calorías del aceite en la sartén, las verduras asadas son una gran opción.

Encurtidos: Las verduras en escabeche agregan una nota sabrosa, fermentada y un subidón de  sabor. Combínalos con verduras crudas o verdes para matizar sus efectos, dado a que pueden resultar demasiado intensas para hacer de estas una ensalada entera.

 

El aderezo

Sin un aderezo, su ensalada es sólo un tazón triste de verduras. Elige uno:

Vinagreta: Una vinagreta clásica se hace con grasa y ácido. Tradicionalmente, aceite de oliva y vinagre o jugo de limón. Pero se pueden hacer múltiples combinaciones para vinagretas. Experimenta con una variedad de vinagres y jugos cítricos. Pimientas, hierbas de olor, menta, mostaza, etc.

Aderezos cremosos: Pueden ser a base de leche o huevo, como el aderezo césar. Son ideales para ensaladas con verduras a la parrilla o asadas.

El elemento crujiente.

Tener un elemento crujiente en la ensalada, hace que resulte una experiencia más satisfactoria.

Semillas: semillas de calabaza, semillas de sésamo, semillas de lino, semillas de girasol y semillas de cáñamo.

Frutos secos: cacachuetes, nueces, almendras, pistachos, piñones, etc.

Croutons: Los más deliciosos: los caseros. Utiliza cualquier pan viejo que tengas a mano.

Ingredientes opcionales.

Fruta: Elije frutas que sean complementarias en sabor al resto de los ingredientes. Sí, el aguacate cuenta.

Proteína: Pollo frito rebozado, cordero crujiente, huevo duro, básicamente cualquier queso… Un poco de proteína hace de una ensalada un plato más completo. Pero deja que las verduras sean la estrella.

Granos y carbohidratos: La forma más fácil de agrandar una ensalada es con una pequeña adición de granos cocidos, como la quinua, el bulgur, el cuscús, la cebada, arroz. Ten en cuenta que los granos absorberán más aderezo que las verduras, por lo que hay que ajustar en consecuencia.

si no te apetece cocinar, te esperamos en Sibart´s donde tendemos una Ensalada de Quinoa con germinados y fruta, que seguro te gustará.

lechuga

La lechuga. Un alimento cotidiano pero con propiedades increíbles.

lechugaLa lechuga es extremadamente nutritiva. Es rica en minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales. Consumirla dentro de la dieta cotidiana puede brindar beneficios para la piel, el cabello y la salud integral. También puede ayudar a resolver problemas se salud. En este artículo te describimos brevemente los beneficios de la lechuga:

  1. Contenido bajo en calorías y grasa cero.

La lechuga tiene solamente 12 calorías por una taza. Es por eso que es tan bueno para la pérdida de peso.

  1. Ayuda a bajar de peso.

La lechuga contiene fibra y celulosa. Además de hacerte sentir satisfecho, la fibra mejora la digestión. Mejorar su digestión es esencial para el control de peso a largo plazo.

La fibra también ayuda a eliminar las sales biliares del cuerpo. Cuando el cuerpo reemplaza estas sales, descompone el colesterol. Esta es la razón por la lechuga también es bueno para el corazón.

  1. Corazón sano

La vitamina C de la lechuga y el beta-caroteno trabajan juntos para prevenir la oxidación del colesterol. Esto previene la acumulación de la placa.

  1. Omega-3 Ácidos grasos.

La lechuga romana tiene una proporción de dos a uno de omega-3 a omega-6. El contenido de grasa en la lechuga no es significativo a menos que comas mucho, ¡pero en realidad te sugerimos que lo hagas!

 

  1. Proteína completa.

Las calorías de la lechuga romana son 20 por ciento de proteína. Al igual que todos los alimentos enteros, gran parte de esta proteína está completa, pero la cantidad se puede aumentar mediante la combinación con proteínas de equilibrio.

  1. Ayuda con el insomnio.

El líquido blanco que se ve cuando se rompe o al cortar hojas de lechuga se llama lactucarium.

Esto tiene propiedades relajantes e inductoras del sueño similares al opio pero sin los fuertes efectos secundarios. Simplemente comer unas cuantas hojas o beber un poco de jugo de lechuga y seguro dormirás tranquilamente.

lechuga 2

  1. La lechuga te equilibra.

Los minerales en la lechuga ayudan a eliminar las toxinas y mantener su equilibrio ácido / alcalino en orden. Una vez que están equilibrados en este nivel hay una serie de beneficios, incluyendo una mayor energía, un pensamiento más claro, un sueño profundo y tranquilo y la piel juvenil.

  1. Índice glucémico bajo.

La lechuga tiene un índice glucémico promedio de 15, pero debido a que tiene tan pocas calorías, su carga glucémica se considera cero. Los alimentos con índices glicémicos bajos son excelentes para cualquier persona que observe su azúcar en la sangre por razones médicas o para el control de peso.

  1. Alimento de beneficios por comerlo crudo.

La lechuga se come casi siempre cruda, proporcionándonos muchos micronutrientes no encontrados en el alimento cocinado o procesado.

Las corporaciones de alimentos no han encontrado una forma de empaquetar lechuga a largo plazo o envasarlo en latas o cajas. Así que es siempre está fresca.

  1. La lechuga sabe muy bien.

Existen muchas variedades de lechuga, con diferentes sabores unas más ácidas y otras más dulces. Puedes probar y encontrar la que más te guste o mezclarlas y crear tus propias recetas de ensaladas. También el añadirle otros componentes saludables como aceite de oliva, lo convierte en un alimento muy completo para tu salud y la de tu familia.

cuchillos buena cocina

Selección de cuchillos que no pueden faltar en una buena cocina.

En la mesa y en la cocina solemos ver diferentes tipos de cuchillos. Un buen chef usa una amplia gama de cuchillos para cortar y elaborar los platillos. Te presentamos una selección de los cuchillos que no pueden faltar en una buena cocina:

Cuchillo de pan.

Con una hoja aserrada se usa para rebanar el pan y disminuir el uso de fuerza y con ello migas que se desprenden de este.

cuchillo de pan. cuchillos buena cocina

Cuchillo para deshuesar.

Una hoja especialmente diseñada para deshuesar ciertos tipos de carne, p.ej. vacuna, pollo, pescado, etc.

cuchillos buena cocina

Cuchillo del Chef. Uno de los cuchillos que no puede faltar en una buena cocina.

El cuchillo de cocina por excelencia. También se llama a veces “cuchillo francés”. Suele tener una hoja larga y ligeramente curvada sirve tanto para cortar como para picar diferentes alimentos. Su diseño es especialmente pensado para realizar cortes, rebanadas y picar muy fino. Es posible encontrarlo en diferentes longitudes pero todos con la misma forma.

cuchillos buena cocina

Cuchillo eléctrico.

Técnicamente esto no es un cuchillo sino un electrodoméstico. La hoja serrada se activa automáticamente en la parte en la que se realiza el corte o la rebanada. Se suele utilizar en la cocina industrial para rebanar más rápidamente.

cuchillos buena cocina

Cuchillo de cocina.

El cuchillo multiuso que se encuentra en cualquier cocina. Con él se pueden preparar todo tipo de alimentos. A diferencia del cuchillo del Chef este puede tener cualquier forma y no suele picar tan fino como el auténtico del Chef.

cuchillos buena cocina

Cuchillo de mesa.

Es una pieza de la cubertería. Suele tener dos formas diferentes, como cuchillo para untar o cuchillo para cortar carne. El primero se emplea para la mayoría de los alimentos, incluido el pescado, mientras que el segundo se usa sobre todo para cortar carne, p.ej. Entrecote.

 

Cuchillo patatero.

Tiene una hoja muy corta y generalmente se emplea para pelar las pieles y cortar verduras.

cuchillos buena cocina

Cuchillo jamonero.

Se caracteriza por tener la hoja muy flexible, larga y fina. Sirve para obtener finas lonchas de jamón u otros embutidos.

cuchillos buena cocina

Cuchillo de queso.

Empleado especialmente para cortar diferentes tipos quesos. Existen versiones dependiendo de la textura del queso: blando o duro. Otra versión con la misma finalidad que se emplea en el corte de los quesos nórdicos, procedentes del norte de Europa, es el rebanador de queso.

 

El mantenimiento es la clave para tener en buen estado los cuchillos de cocina.

El mantenimiento de los cuchillos es muy importante y teniendo en cuenta que cada cuchillo tiene una función específica, resulta desaconsejable emplearlo para otros usos para los cuales no está preparado; por ejemplo, es peligroso y se deteriora la hoja de un cuchillo de cocina si se emplea como abrelatas. El principal mantenimiento es su limpieza, dejando que no se acumule suciedad entre el mango y la hoja. Por esta razón, cada vez que se emplee el cuchillo se aconseja limpiar con un trapo limpio de algodón la superficie del filo; de esta forma no sólo se limpia la superficie, sino que además se evita la oxidación y la mezcla de olores y sabores.

El segundo factor importante en el mantenimiento de los cuchillos es que deben mantenerse afilados. Por esta razón por la que se aconseja llevar los cuchillos a un afilador profesional o disponer de una piedra de afilar capaz de poder poner al día el filo del cuchillo. Para esto existe una regla simple, “Un cuchillo mal afilado es mucho más peligroso que uno bien afilado”. Con el cuchillo mal afilado se hacen sobre-esfuerzos al cortar y se corre el peligro de no controlar el corte, un cuchillo afilado hace el corte sin apenas esfuerzo y su corte es posible controlarlo.

hamburguesa

¿De dónde viene la hamburguesa?

hamburguesa

Originalmente la hamburguesa o simplemente Burger, se refiere a carne molida en un pan ligero partido en dos que posee una forma redonda y suele estar acompañada de aros de cebolla, hojas de lechuga, alguna rodaja de tomate, queso, o lo que el chef sugiera.

La invención del bocadillo de hamburguesa, en el siglo XIX es polémica, ya que diversos autores se atribuyen haber sido los primeros en haber puesto un filete de carne picada entre dos panecillos.

La hamburguesa se hizo más popular durante el siglo XX, junto con la aparición del concepto Fastfood. Con el tiempo, fue adquiriendo un simbolismo especial para formar parte de uno de los alimentos icono de la cocina estadounidense.

La hamburguesa es en la actualidad un alimento tan popular que aparece con sus diversas variantes en casi todas las culturas de la Tierra, al igual que otros alimentos como pueden ser la pizza o el perrito caliente.

¿De dónde proviene la palabra “hamburguesa”?


La palabra proviene de la ciudad de Hamburgo, en Alemania
, el puerto más grande de Europa hamburguesa 2en aquella época. Posteriormente fueron los inmigrantes alemanes de finales del siglo XIX quienes introdujeron en los Estados Unidos el plato llamado “filete estadounidense al estilo de Hamburgo”.

El documento más antiguo que hace referencia a este plato es una carta de restaurante, que en 1834 ya la ofrecía a su clientela. En 1895, un chef llamado Louis Lassen de Connecticut, Estados Unidos, elabora la primera hamburguesa en Norteamérica. La receta se la dieron unos marineros provenientes del puerto de Hamburgo.

Los antecesores a la hamburguesa.

El descubrimiento de los beneficios de la hamburguesa fue mucho antes. Se tiene conocimiento de un plato similar, durante el Imperio Romano, que consistía en un tipo de hamburguesa elaborado con carne de res picada con piñones, sal y vino pasado y servido en el interior de un pan.

Los datos históricos acerca de la receta de la primera hamburguesa, también proceden de la gastronomía de las tribus mongolas y turcas, que ya picaban en tiras la carne del ganado de baja calidad para hacerla más comestible. La receta de la carne picada llega a Alemania a través de los tártaros de origen ruso que comen la carne cruda y condimentada con especias.

Hay que resaltar que no fue hasta la invención de la máquina de picar carne cuando la carne picada tomo la posibilidad de ser elaborada en grandes cantidades, pudiendo combinar grasa y con carne magra.

Dependiendo los ingredientes, las calorías:

Desde un punto de vista nutricional, la hamburguesa aporta proteínas de la carne e hidratos de carbono que provienen del pan. El contenido de grasas depende fundamentalmente del tipo de carne empleado en su elaboración. El tipo de carne para hamburguesa puede ser también de pavo o de pollo,  que poseen menos calorías que las de carne de vacuno. La hamburguesa con queso, suele ser más calórica.

Los acompañamientos son frecuentemente la mayor fuente de calorías en un plato de hamburguesa, por ejemplo un acompañamiento de patatas fritas puede añadir cerca de unas 500 Kcal al contenido calórico de la hamburguesa.