Entradas

Encendido del alumbrado de Navidad

Navidad 2017. El jueves 23 de noviembre, a partir de las 19.00 horas, La Rambla será el escenario del acto de encendido del alumbrado de Navidad.

La Navidad empieza este 2017 en La Rambla. Concretamente, el acto oficial de encendido del alumbrado se celebrará delante del centro Arts Santa Mònica, con el fin de homenajear a las víctimas del atentado del 17 de agosto, y para rendir un reconocimiento a la respuesta tanto de los comerciantes como del vecindario de La Rambla.

El espectáculo, que dará el pistoletazo de salida al ciclo navideño de la ciudad, propone descubrir la “ingravidolla” de Navidad que se hincha dentro de nosotros cada vez que empiezan las fiestas. Pero, ¿qué es una ingravidolla? Pues es la sensación de ingravidez, emoción o sentimiento de estar dentro de una burbuja que aparece justo en el momento en el que nos damos cuenta y sentimos que la Navidad se acerca.

El encendido del alumbrado de este año nos acerca al espíritu de la Navidad, representado por las “ingravidolles del corazón”, que con música y danza nos invitarán a encender las luces de Barcelona.

Las “ingravidolles” serán el nexo de unión de las diferentes actividades que el ciclo navideño nos ofrecerá en la ciudad de Barcelona.

Fuente: Ajuntament de Barcelona.

tenedores y costumbres

Tenedores y costumbres. La historia de este cubierto cotidiano.

tenedores y costumbresLa humanidad comió con la mano durante miles de años, pero tras el paso del tiempo y el desarrollo de la civilización, hallazgos arqueológicos han descubierto utensilios puntiagudos hechos de una gran variedad de materiales diferentes. Desde los primeros hechos de huesos, hasta los más evolucionados en acero.

La historia del tenedor.

Las primeras huellas del tenedor se remontan a la época romana, pero no fue hasta la Alta Edad Media, muy probablemente en los tribunales de Bisanzio, que el tenedor fue utilizado de forma regular.

Uno de los primeros avistamientos del uso del tenedor personal en la mesa, nos fue trasmitido en los escritos de San Pier Damiani (1007-1072). En estos narra que una princesa bizantina que llegó a Venecia a casarse con un magistrado y utilizaba un tenedor de dos puntas en lugar de tocar la comida con las manos.

No fue hasta alrededor de 1500 que el tenedor se estableció como un símbolo de buenos modales.

El tenedor se extendió lentamente de los tribunales italianos por toda Europa, primero a Francia, gracias a Catalina de Medici y luego a los tribunales del norte de Europa. El uso generalizado del tenedor se implementó hasta la segunda mitad del siglo XVIII.

Hoy en día, el tenedor se encuentra en las mesas de millones de personas y representa uno de los inventos más utilizados de toda la historia.

tenedores y costumbres diferentes tipos de tenedores

Tipos de tenedores.

Existen diferentes tipos de tenedores, cada uno estudiado y diseñado para diferentes tipos de alimentos.

Aquí te mencionamos 5 de los más populares:

Tenedor de mesa.

Son los que utilizamos todos los días para nuestros platos principales. Se pueden utilizar para pasta, arroces, carne o verduras. Están diseñador para el uso en una amplia variedad de platillos.

Tendedor de fruta.

Son más pequeñas que los tenedores de mesa y están diseñados junto con el cuchillo y la cuchara de frutas, para utilizarlos con platos de frutas y aperitivos.

Tenedor de postre.

Son más pequeños de los tenedores de mesa e incluso que el tenedor de fruta. Este tenedor tiene 3 dientes y se utiliza para el postre o dulces.

Tenedor de pescado.

Como su nombre lo dice, está diseñado para platos a base de pescado. Junto con el cuchillo de pescado, este conjunto simplifica la limpieza del pescado y hace más fácil su consumo.

Tendedor de jamón.

Es un tenedor con los dientes diseñados para recoger las finas rodajas de jamón.

Tenedor de ensalada.

Su forma alargada permite mezclar ensaladas o verduras, así como hacer fácil la labor de servir.

Tenedor de servicio.

Es una herramienta diseñada para servir. Comúnmente se acompaña de una cuchara de servicio. Este tenedor tiene un tamaño mayor que el de mesa común y se utiliza para servir diferentes platos y acompañamientos.

Tenedor asador.

Es el tenedor más grande. Su diseño permite picar la carne y facilita el girarla durante la cocción.

tinto de verano 3

El tinto de verano, una historia de sabor y frescura.

tinto de verano 2

En las verbenas y en las terrazas, en las reuniones amistosas y en las fiestas, nunca puede faltar un buen tintito de verano. Su razón de existir se explica muy fácil. ¿Porqué prescindir de un buen sabor de vino en una tarde calurosa de verano? Más en concreto la historia del tinto de verano nos lleva a Córdoba a principios del siglo XX.

En el primer tercio del siglo XX existía en Córdoba una popular venta ubicada en un punto de la carretera del Brillante situado frente al camino que llevaba al Cañito Bazán (hoy Avenida de la Arruzafa), que se encuentra en el distrito noroeste, a la que acudían famosos guitarristas y cantaores y en la que también había una escuela taurina.

tinto de verano 4

Se llamaba la Venta de Vargas por el nombre de su dueño, Antonio Vargas del Moral, y a ella acudían en las cálidas tardes y noches del verano los cordobeses a refrescarse con un vaso de vino tinto con gaseosa, que pronto empezó a conocerse por el nombre de la venta: “¡Vámonos al Brillante a tomar un Vargas!”. También, el origen del nombre Vargas pudiera provenir de la petición de un Valdepeñas con un refresco de gaseosa, lo que acortando daría Val-gas, y por derivación la “ele” ha pasado a ser erre convirtiéndose el término en Vargas.

La preparación es muy fácil, se prepara empleando la misma cantidad en volumen de vino tinto (generalmente vino de mesa) que de refresco. Una de sus principales características es que se suele emplear una gran cantidad de hielo. Opcionalmente se incluye una rodaja de limón. Algunas variantes incluyen una cierta cantidad de Martini rojo. Se sirve en un vaso tipo caña (20 cl) o tubo (33 cl). La popularidad de la bebida ha hecho que, a finales del siglo XX, algunas compañías de refrescos comercialicen y distribuyan esta bebida ya preparada y envasada.

En general hay dos tipos de tinto de verano:

tinto de verano 1Tinto de verano con limón. El vino contiene diferentes ácidos, ya sean de forma natural (tartárico, málico y cítrico) y procedente de la uva, o derivados de la fermentación. De hecho, es una bebida ácida.

Tinto de verano con gaseosa. Es la explicación contraria, ya que la mejor forma de paliar la escasísima calidad de los vinos usualmente utilizados es la gaseosa, que aporta sensaciones dulces. En este caso, se aspira a alcanzar el equilibrio. Quizá en apariencia refresque menos, pero al fin el organismo lo agradecerá más.

Normalmente se suele acompañar el vino con alguna tapa típica de la región, o al gusto del comensal. Y la verdad es que es una excelente combinación para disfrutar de una noche en el verano. No en vano se dice en España: “El vino por el color, y el pan por el olor, y todo por el sabor”.

 

aceite de oliva

Todo acerca del aceite de oliva.

aceite de oliva

El aceite de oliva es aquel que es obtenido a partir de la fruta de los olivos. Las personas durante muchos miles de años han estado consumiéndolo y ahora es más popular que nunca, gracias a sus muchos beneficios comprobados para la salud y su utilidad culinaria.

¿Cómo se obtiene el aceite de oliva?

Después de que las aceitunas son recogidas y lavadas estas se aplastan, el método tradicional es hacerlo con dos grandes piedras, pero ahora comúnmente son aplastadas con hojas de acero.

La pasta resultante se agita para liberar las gotas de aceite en un proceso llamado maceración, antes de ser hilado en una centrífuga para extraer el aceite y el agua. Después el agua se retira y el resultante es el aceite de oliva.

Existen 3 tipos de aceite de oliva: refinado, sin refinar y el aceite de oliva virgen extra.

Aceite de oliva refinado.

Solo alrededor de 30% de toda la producción de aceite de oliva termina en la extracción del aceite de las aceitunas. Refinar el aceite implica utilizar solventes y calor para neutralizar los sabores del aceite. Esto permite a los productores utilizar aceitunas que no se encuentran en las mejores condiciones y mezclarse con aceites de una amplia variedad de fuentes. Cuando ves en el supermercado “Aceite de oliva puro” o simplemente “aceite de oliva”, estos son aceites refinados.

Aceites de oliva sin refinar.

Los aceites de oliva no refinados no sufren refinación química. En los aceites de oliva no refinados, como en los aceites de oliva “virgen extra” y “virgen”, el proceso no va más allá de la extracción y el embotellado. Los productores de aceites de oliva no refinados necesitan aceitunas que esté en buenas condiciones y manejar cuidadosamente varios factores, ya que el aceite no será tratado para esconder químicamente malos sabores que resultarían de aceitunas oxidadas o de alguna otra contaminación.

Aceite de oliva virgen extra.

Este es un aceite de oliva sin refinar que exhibe sabores afrutados agradables, no tiene ningún “defecto” en el gusto y resuelve ciertos puntos de referencia en su composición química, por lo que se le da la denominación de “virgen extra”. En los aceites de la aceituna virgen extra, los gustos de la fruta están intactos y su calidad refleja el gran cuidado a lo largo de todo el proceso de producción. Aceites de oliva virgen extra tienen mayores cantidades de nutrientes y por lo tanto proporcionan mayores beneficios para la salud.

aceite de oliva aceitunas

Beneficios para la salud del aceite de oliva.

El aceite de oliva es una grasa mono insaturada y la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. La mayoría de las personas eligen el aceite de oliva debido a sus muchos beneficios probados para la salud humana. Los aceites de oliva virgen extra ofrecen aún más: un mundo de sabores frutados-amargos que los chefs están capturando para elevar los platos a un nivel que nunca pensaron posible.

Las enfermedades del corazón, la diabetes, el Alzheimer y los cánceres se encuentran entre las enfermedades de larga lista que se pueden evitar y las condiciones que pueden mejorarse con una dieta que incluye el aceite de oliva. Reemplazar otras grasas como la mantequilla con al menos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra todos los días, comer muchas verduras y salir a caminar, puede mejorar de gran manera la salud integral.

noche de san juan 2

La noche de San Juan. Para disfrutar la Revetlla con placer gastronómico.

noche de san juan

 

Es la noche de San Juan, llega en solsticio de verano y por medio de sus mitos y rituales es posible hoy disfrutar de una buena noche y purificar nuestra energía. Listos para recibir el verano con alegría y buena vibra.

Pero, ¿por qué se celebra el día de San Juan?

La víspera o noche de San Juan es una festividad en la que por tradición se encienden hogueras. El origen de esta costumbre se asocia con la llegada del solsticio de verano. La finalidad de la hoguera, es “dar fuerza al sol” que a partir de ese día se irá haciendo más débil. A partir del día 23 de Junio de cada año, la noche más corta del año, cada vez más los días se irán haciendo más cortos.

Esta celebración tiene también una connotación simbólica, el fuego se enciende para purificar a las personas que lo contemplan.

La fiesta cristiana de San Juan es el 24 de junio, seis meses antes de la víspera del nacimiento de Jesús, que es el 24 de diciembre.

Este día se celebra en varios lugares de Europa, siendo muy arraigada en España, Portugal, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Reino Unido.

noche de san juan 2La celebración de San Juan en Catalunya.

En Catalunya esta celebración de denomina la Revetlla de Sant Joan, la Nit del Foc, la Nit de las Bruixes o la Nit del Ros.

Dentro de las tradiciones de la región se encuentra la llama del Canigó, que se inicia con la renovación del fuego en la cumbre del Canigó y culmina con la encendida de las hogueras de la noche se San Juan.

El Canigó es un macizo montañoso de los Pirineos situado en Rosellón al sur de Francia. La cima llamada “pica de Canigó” tiene 2784 metros. Como es una cima de fácil acceso, muchas personas se atreven a subir. Es el 22 de junio cuando cada año suben para encender la hoguera que vigila durante la noche para al día siguiente bajar con las antorchas encendidas para, según la tradición, encender todas las hogueras de San Juan.

Es común encontrar a amigos y familia disfrutando en reuniones, paseando o disfrutando los petardos o fuegos artificiales por la playa o las calles de la ciudad.

noche de san juan coca de san juan

Gastronómicamente esta celebración se suele acompañar de las siguientes delicias culinarias:

¿Qué mejor que celebrar San Juan con una deliciosa barbacoa? Poner unas chuletitas de cerdo al asador, un lomo e inclusive un solomillo de cerdo. El sabor que deja la leña en la carne es imperdible.

No pueden faltar un buen plato de embutidos, también podemos agregar a la barbacoa unas butifarras, choricitos o salchichas caceras.

El pan, un elemento impredecible, tostado pasado por la brasa. Un poco de ajo, aceite y tomate es el perfecto acompañante.

Los pescados y mariscos son una gran opción, sardinas, langostinos y gambas, no pueden fallar.

De postre por supuesto la Coca de San Juan, o también cocas tanto saladas como dulces.

Sea como sea que celebres… ¡Feliz verbena de San Juan!

ensaladilla rusa 4

El legado del chef, Lucien Olivier: la ensaladilla rusa.

La ensaladilla rusa aparece por primera vez en España en 1858, formando parte de un menú propuesto en el libro: “La cocina moderna, según la escuela francesa y española” del cocinero español Mariano Muñoz, que servía a los condes de Campo Alange, en Badajoz.

Se entendía entonces que una ensaladilla rusa era igual a la llamada “italiana”. La receta siguió una trayectoria en la cual se conocía también como la “ensaladilla a la soviética”, después de haber sido bautizada como “ensalada rusa imperial”, que llevaba perdiz, salmón y caviar. “La soviética” llevaba hortalizas más baratas y era servida como tapa en los bares. Después de la Guerra Civil, se cambió la denominación a “ensaladilla nacional” o “ensaladilla imperial” para evitar cualquier asociación del plato con un posible origen soviético o comunista.

ensaladilla rusa 2

¿La ensaladilla rusa, es rusa?

Sí y no. Fue en 1864 en un restaurante del centro de Moscú, cuando por primera vez se sirvió un plato llamado “Ensaladilla Olivier” por el cocinero franco-belga, Lucien Olivier. Dedicado a la alta cocina francesa, experimentaba con diferentes platos de lujo y con decoraciones atrevidas y excepcionales. Rápidamente su platillo estrella era conocido entre toda la élite moscovita.

Olivier servía una ensalada hecha con carne cocida de urogallo, perdiz o venado, alternadas con capas de caviar, alcaparras y caldo en gelatina. Alrededor llevaba colas de cangrejo y lengua de ternera, además de patatas cocidas, huevos duros y pepinos, todo ello coronado por una mayonesa aderezada con mostaza y especias. Al parecer, los clientes solían mezclarlo todo junto en el plato y el cocinero decidió servir la ensaladilla de ese modo, picada en trozos pequeños y con más salsa. Varios restaurantes rivales comenzaron a hacer versiones similares y el plato se convirtió en uno de los más habituales entre la clase acomodada rusa.

El exilio de los aristócratas tras la Revolución Rusa de 1917 dio a conocer la “ensaladilla Olivier” o “ensaladilla rusa” en otros países como Estados Unidos, a la vez que en la Unión Soviética se extendía una versión sin ingredientes de lujo. En esta versión, el caviar y las carnes sofisticadas fueron reemplazados por guisantes, pepinillos encurtidos y pollo cocido o atún.

Hoy en día los ingredientes principales de la ensaladilla rusa son la patata cocida y diversas hortalizas cortadas en trozos menudos mezclados con mayonesa. En Rusia y otros países eslavos es un plato popular y muy conocido por su fácil elaboración, bajo precio y apariencia festiva aunque allí usan además arenques, pollo cocido y remolacha.

ensaladilla rusa 4

La versión española suele añadir atún en conserva de aceite, además de zanahoria y guisantes. El resto de los ingredientes suelen ser huevos duros, espárragos, pimientos del piquillo, cebolleta, aceitunas enteras sin hueso o picadas y pepinillos en vinagre picados. Menos tradicional y bastante discutida es la presencia de tomate, lechuga, ajo o gambas en algunas variantes. Dependiendo de la tradición culinaria de cada región y de la combinación propuesta por el chef, puede llevar además otros ingredientes. Es lo que hace la ensaladilla rusa especial y única en cada sitio en la que la probamos.

cortes de carne

Cortes de carne españoles.

Existen diferentes cortes de carne, tradicionales en España. Existe una gran variedad de cortes a nivel mundial, que dependen del despiece, la denominación de las partes y la especie de animal. La carne de un mismo animal puede ser cortada o preparada de forma diferente, según la costumbre gastronómica y según las normativas alimentarias del país.

cortes de carne

Veamos qué tipo de cortes de carne son usuales en España:

El entrecot:

El entrecot (del francés “entrecote”)  significa entre costillas. Se trata de un corte de carne de la región dorsal. En España, las recetas de entrecot, suelen hacerse con lomo bajo, por eso en las cartas de restaurantes españoles aparece la palabra “entrecote” paradójicamente refiriéndose al “contre-filet” de las cartas redactadas en francés. Se suele servir generalmente acompañado de ensaladas o cubierto por salsas cremosas, por ejemplo: Roquefort, salsa de pimienta, Cuatro Quesos etc. La preparación puede ser en la sartén o al carbón, siendo la segunda mucho más sabrosa,  ya que deja el auténtico sabor de la carne y no añade grasas vegetales al filete.

El churrasco:

El churrasco es un trozo de carne vacuna, generalmente delgado, cocido sobre una plancha, a las brasas o directamente sobre las llamas. De origen típicamente español, el churrasco aparece ya citado en documentos del siglo XV, posteriormente también se hace famoso en toda Sur de América. Comúnmente es acompañado de patatas fritas, puré, ensaladas o arroz. No suele llevar salsas ni condimentos, sólo una pizca de sal y a veces, limón.

 

El chuletón:

Una chuleta o chuletón (del valenciano xulleta, diminutivo del catalán xulla, “costilla”) es un corte de la carne situada justo encima de la costilla de un animal, ya sea cerdo, vacuno, cordero o carnero. En general cada chuleta se corta con la sección de costilla que la acompaña, e incluso a veces, además de con la costilla, una parte de la vértebra correspondiente. En el caso de la chuleta de vacuno, se nombra casi siempre “chuletón” en España y Artigas, porque se trata de chuletas; tanto si la carne sigue unida a su costilla como si se le ha quitado el hueso. En España, se distingue al entrecot del chuletón en que, el entrecot suele ser una lonja de menor espesor, que la chuleta original del animal. El chuletón se caracteriza, por ser una chuleta de vacuno que conserva todo su espesor de origen, esté o no esté deshuesada la carne. Las chuletas se suelen cocinar en su mayoría de las veces asadas, aunque es común también ahumarlas de modo que se conserven por un largo período de tiempo, especialmente las de cerdo.

El bistec:

Un bistec o filete es cualquier corte de carne roja que haya sido cortada en forma de filete, perpendicularmente a las fibras musculares, mejorando de esta forma la textura tierna de la carne. La cantidad de tiempo para elaborar un filete es un tema de gustos personales, los tiempos breves de cocinado hacen que se mantengan los jugos y los sabores originarios de la carne, mientras que tiempos más prolongados hacen que la carne quede seca.

¿Te apetece? No te quedes con el antojo y visítanos en Sibarit’s donde te ofrecemos una oferta muy variada basada en una carta de cocina de mercado, productos de temporada: robellones, alcachofas, mariscos, pescados, carnes a la brasa, arroces y platos tradicionales de la cocina mediterránea.

El orujo y otros digestivos: El placer después del placer de comer.

El cerrar con broche de oro una comida, con un digestivo, es una tradición que sigue viva hasta hoy en día. Tanto si es un mito o una realidad, que el tomar un “chupito” después de comer ayuda a la digestión, es un gusto disfrutar de este pequeño placer.

Esta tradición es muy antigua y recorre todo el mundo, con diferentes sabores y procesos se hace posible disfrutar de este cierre especial.

Orujo de hierbas:

Los orígenes del orujo en España se remontan al siglo XIV. En principio la producción era totalmente familiar y el consumo mucho más limitado ya que no se vendían botellas de orujo. Después de la intervención estatal y por consecuencia la aplicación de impuestos desaparecieron casi en su totalidad los pequeños productores, cuyo hueco ocuparon empresas que se dedicaban explícitamente a la producción de orujo. El orujo de hierbas Se suele consumir en forma de chupito después de una comida o mezclado con café. Antiguamente, los campesinos solían tomarlo después del desayuno, antes del trabajo en el campo al amanecer, y todavía existen personas de avanzada edad que conservan dicha costumbre. Actualmente está muy extendido su consumo después de las comidas, ya que dispone de propiedades digestivas.

 

Grappa o aguardiente de orujo:

Algunos estudiosos señalan que posiblemente esta bebida tuvo su origen histórico en el antiguo Egipto. Producida tradicionalmente para evitar el desperdicio tras el fin de la tempor
ada del vino es producida en forma masiva para su venta por todo el mundo. El sabor del aguardiente de orujo, como el del vino, depende del tipo y la calidad de la uva utilizada. Muchos productores han añadido jarabe de frutas para endulzar y suavizar la bebida. El aguardiente de orujo se sirve habitualmente frío, aunque ocasionalmente se mezcla con café, lo que España se suele llamar un carajillo. Existe una variante muy popular, llamada Grappamiel, en la que se mezcla con miel de abejas para endulzarlo. La graduación alcohólica varía entre 38 y 60 grados.

 

Limoncello:

El limoncello es licor típico de Italia, obtenido por la maceración en alcohol de algún tipo de limón o cítrico. Se consume muy frío o a temperatura ambiente con el objeto de poder apreciar su aroma. Se suele emplear en repostería con el objeto de aromatizar pastas de dulces o gelatinas. Tomado después de comer o cenar activa la digestión no sólo por el alcohol sino también por los cítricos que dejan un sabor fresco en la boca.

 

Pacharán:

El pacharán es un licor típico del país vasco. Su contenido alcohólico es algo menor que de otros orujos y varía entre 25 y 30% del volumen. Se obtiene por la maceración de endrinas, fruta de color negro-azulado y se conoce en toda España como digestivo a partir de los años 60. Tiene propiedades medicinales ya que la endrina no sólo contiene vitamina C sino que es tónica, astringente y fortifica el estómago. Las flores del arbusto son diuréticas y suavemente laxantes.

Las croquetas, nuestra tapa consentida.

Las croquetas son deliciosas y estamos acostumbrados a encontrarlas en nuestra mesa y nuestro bar de tapas favorito. Es uno de los platos tradicionales para todas las edades.

La croqueta es una masa hecha de diversos ingredientes a base de bechamel, que se combina típicamente con trocitos de jamón, pollo o pescado; aunque prácticamente se pueden hacer de cualquier ingrediente y mezcla.

Las croquetas son un alimento que se originó en Francia, se dice que el cocinero de Luis XVI, fue el que dejo escrita la receta por primera vez. Su nombre viene de la palabra croquette que es un diminutivo a la palabra crujir en francés. Las croquetas hoy en día son populares en muchos países, como en Italia, Países Bajos y por supuesto España. Se acostumbra como acompañamiento, plato principal y como tapa.

Son infinitas las recetas y formas de prepararlo tanto por chefs de la alta cocina como por la cocina del hogar. Es un terreno perfecto para dar rienda suelta a la creatividad en sus combinaciones y formas de preparación.

En España, las croquetas aunque no nacieron aquí, llegaron para quedarse en los corazones de locales y extranjeros. La tradicional croqueta en España es habitualmente a base de bechamel, pero en otros países existen a base de patata, como en Alemania y Holanda; puré de yuca, en Centroamérica; o mezcla de arroz, favorito de los Sicilianos.

Las croquetas llegaron a España a finales del siglo XIX, época donde la necesidad de ingenio, grandes cantidades de harina y escasez de proteínas, eran las variables para sacar lo mejor de los alimentos y crear recetas sabrosas y provechosas. La croqueta se hacía aprovechando el caldo de cocido para hacer el bechamel, de ahí añadir trocitos de proteína y freír para lograr las croquetitas crujientes que su interior se deshace en tu boca.

Podemos encontrar en todo el país, un sin número de combinaciones y sabores de las croquetas, pero el secreto es lograr ese equilibrio entre lo crujiente y el relleno suave al morderla. Dentro de las croquetas más clásicas, podemos encontrar la de jamón, pollo, bacalao; pero también en sus combinaciones más exóticas como: de callos, de conejo, faisán con trufa, de pizza o chocolate con sobrasada.
Las croquetas, son nuestras consentidas, y lo más importante es que sea lo que sean los ingredientes, siempre de la mejor calidad. Hechas con cariño y siguiendo las recetas tradicionales que las hacen tan populares e imprescindibles a la hora de tapear.  

Prueba nuestras deliciosas croquetas, con nuestra receta tradicional en cualquier de nuestros establecimientos de Restaurant Grup, encuentra el que te quede más cerca, no te vas a arrepentir.

¡Vuelve la temporada de Calçots!

Todos los años después de la época navideña vuelven los calçots.  Estas deliciosas cebollas asadas, para ser bañadas en una única salsa y literalmente devoradas por comensales de todas las edades. Muchos prefieren cubrirse con un babero, antes de mancharse en un ritual para el que es necesaria cierta destreza y alguna que otra toallita húmeda para el plato de después.

El origen de comer calçots, o como se suele llamar en Cataluña, “la calçotada” es objeto de discusión. El cuento popular dice que fue fruto de un invento de un payes llamado Xat de Benaiges, un campesino de finales del siglo XIX de la zona de Valls (Provincia de Tarragona), que por descuido, preparó a la brasa unas cebollas que sobrecalentó. Se quemaron todos por la parte exterior y, en lugar de tirarlos, peló las capas más externas quemadas, descubriendo que su interior estaba muy tierno y sabroso.

Lo cierto es que es una comida que se tiene que preparar a fuego vivo para lo que es necesario encender una buena cantidad de leña. No es casualidad que se suele preparar en invierno, ya que la gente se suele agrupar alrededor de un fuego para calentarse. Por eso, otro cuento popular, dice que se reunían varios campesinos alrededor de un fuego, y porque eran tan pobres y no tenían nada más que asar que unas cebollas jóvenes, ni tampoco más leña, las pusieron en el fuego con la intención de avivarlo aunque fuera un poco más. Para su sorpresa descubrieron de que no sólo podían disfrutar durante un poco más de tiempo del calor del fuego sino también de una deliciosa comida.

Lo cierto es que los calçots son una comida perfecta para el invierno. Sus propiedades nutritivas son iguales a las de la cebolla, es decir, tiene un amplio contenido de vitaminas y minerales. Además, se le atribuyen propiedades diuréticas, tonificantes, digestivas y afrodisíacas. Se consumen los tallos jóvenes con lo cual se puede hacer hasta principios de la primavera. Una vez hechos cuando las capas exteriores están negras, entreabiertas y echan una especie de espumita, se envuelven en grupos de 25 aproximadamente en varias hojas de papel de periódico y se dejan como mínimo una media hora para que acaben de cocerse con su propio calor.

Se comen pelando las capas exteriores y untando el calçot de una salsa denominada salsa calçot o también con salsa de romesco. La diferencia entre las dos salsas no es grande y se suele decir que hay casi tantas versiones como cocineros. Algunos sustituyen una parte de almendras por avellanas, que se cultivan en la tierra originaria del romesco. En general se añade más aceite cuando se quiere una salsa más suave y líquida, o pan frito o galletas maría si se quiere espesarla. Para dar sabor y un toque personal se añade, según el cocinero, ajo crudo, guindilla, pimentón, etc.

Una vez consumidos los calçots y tras lavarse las manos (que quedan completamente negras), se come carne y butifarras asadas sobre las brasas que quedan después de hacer los calçots, todo ello regado con vino o con cava.